Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

19, noviembre 2014 - 9:30

19 noviembre 2014. Teodoro Cano

UNO de los grandes defectos de nuestros equipos, incluido el seleccionado nacional, es que con mucha frecuencia se menosprecia a los rivales, debido a esa actitud se han “regalado” partidos de la Libertadores de América, de la CONCACAF, y ya vio usted lo que sucedió en las eliminatorias para el Mundial de Brasil, que se estuvo en peligro de no calificar.
Ayer al finalizar la gira por Europa perdió ante Bielorrusia un seleccionado limitado al que el mismo entrenador de México Miguel Herrera reconoció que él mismo había menospreciado al rival, prueba de ello fue que 10 jugadores que derrotaron a Holanda se quedaron en la banca, y ahí están las consecuencias, esa actitud del técnico provocó posiblemente un relajamiento en los jugadores, principalmente en el cuadro bajo, en especial la última línea en donde los defensores cometieron errores de concentración y dejaron espacios que por fortuna para el equipo de México no fueron aprovechados por los jugadores de Bielorrusia, que tuvieron más de dos o tres oportunidades de oro para fusilar a Alfredo Talavera.
México estuvo dos veces arriba en el marcador con goles de Raúl Jiménez, la primera fue al minuto 2 de la segunda parte en una gran jugada de Jonathan dos Santos que en la media luna del área realizó una jugada en la que sin llegar a hacer un sombrerito sí jalo el balón para quitarse la marca y poner al frente el esférico para que llegara Raúl Jiménez, matara con el pecho y rematara casi caído para el 1-0. Era el momento para que ese cuadro bajo respaldara a los ofensivos y se lanzaran en busca de aumentar la ventaja, pero apenas terminaban de celebrar ese gol vino una jugada de Stasevich que aprovechó una avenida por el lado izquierdo y llegó Paúl Aguilar precipitado y chocó por la espalda del rival y se marcó la pena máxima.
El propio Stasevich lanzó el penalti a la derecha de Talavera, que alcanzó a rechazar y el balón pegó en el poste pero sorprendió a los defensas mexicanos dormidos y lo aprovechó el mismo tirador para rematar y emparejar los cartones. Es cierto que los jugadores de Bielorrusia se metieron al área antes de que su compañero tocara el balón pero los jugadores mexicanos se quedaron parados para ver cómo fusilaban a Talavera.
Una vez más funcionó la parte ofensiva con un Raúl Jiménez ambicioso que fue a tres cuartos de cancha a recuperar el balón y tocar a Giovani, que se fue velozmente por esa banda, en tanto que Jiménez siguió la jugada y aprovechó el centro de Gío para el 2-1. Para estas alturas, Miguel Herrera ya había mandado a Julio Domínguez a la media de contención y dejó esa línea de cuatro con Paúl Aguilar, Hugo Rodríguez, Luis Venegas y Miguel Ponce, para cambiar a línea de cuatro, pero no funcionó, ya que continuaron esas grietas en la defensa y no tardó el gol de la igualada al entregar Talavera un saque de banda que lo cobraron rápido los rivales y centró Anton Putsila y llegó por el centro “ante una defensiva mexicana congelada” para rematar de cabeza Siegnevich.
Cabe señalar que mientras la defensa cometía muchas desatenciones, los ofensivos, como Jesús Corona por la derecha, hasta que salió lesionado para que entrara Héctor Herrera, Jonathan que fue el mejor al jugar casi de primer toque y siempre con precisión, al lado de Alfonso González, que no fue consistente en su accionar, y al frente Giovanni y Raúl Jiménez ahora con gran sacrificio bajó a recuperar balones y fue veloz al área en busca del remate. Miguel Herrera quería ganar el partido y realizó un revoltijo al entrar Andrés Guardado por Alfonso González, Carlos Vela por Miguel Ponce, Javier “Chícharo” Hernández por el mejor volante Jonathan dos Santos y finalmente Diego Reyes por Julio Domínguez, pero ya la causa estaba perdida debido a que en otro contragolpe al minuto 35 de la segunda parte llegó el gol del triunfo de Bielorrusia conseguido por Pavel Nekhaychikal al aprovechar una serie de rebotes sin que ninguno de los nuestros lograra alejar el peligro y lógico el gol que dejó congelados a los mexicanos llegó y se perdió una buena oportunidad de tener un año redondo en todos los partidos de preparación.
Una vez más ahí queda la lección de que no se debe menospreciar a ningún rival, a pesar de que es un mal añejo, pero Miguel Herrera debe haber aprendido mucho con esta derrota, además de que los que lucieron ante Holanda ya es una base para el futuro y hay elementos con futuro, como es Jonathan dos Santos, se recuperó al goleador Raúl Jiménez, la presencia de Vela dio luz para próximos encuentros, especialmente los oficiales, además de que Alfonso González se dio cuenta de que no todo es miel sobre hojuelas, y hay que trabajar mucho, lo mismo que Jesús Corona, Luis Venegas, Hugo Rodríguez si quieren que Miguel Herrera los tenga presentes.