Con la tecnología de Google Traductor

Pausa de los dos minutos. Gildardo Figueroa

Itzel Ubiarco

17, octubre 2014 - 9:02

17 octubre 2014. Gildardo Figueroa

LAS “Vacas Gordas” de los Vaqueros. Hacía mucho tiempo que los Vaqueros de Dallas no estaban en la cima de la NFL. Todos los que estamos involucrados de una u otra forma con esta liga, agradecemos que el equipo de la “Estrella Solitaria” esté pasando por una etapa de “vacas gordas”.
La muestra más clara fue el pasado domingo, cuando los Vaqueros se convirtieron en tan solo el segundo equipo que obtiene un triunfo en Seattle durante las últimas tres temporadas.
Dallas no sólo superó al equipo campeón defensor del Super Bowl, sino que lo dominó de forma convincente. Los Halcones Marinos fueron superados ampliamente en casi todas las estadísticas importantes.
Los Vaqueros obtuvieron 23 primeras oportunidades contra sólo 9 de Seattle y 401 yardas totales por sólo 206 de los Halcones Marinos. La clave de que el “Equipo de América” esté teniendo tanto éxito esta campaña es el ataque terrestre, que acumuló 162 yardas por meras 80 de Seattle. Aquí hay que destacar la labor del corredor DeMarco Murray, quien como lo ha venido haciendo toda la temporada, rebasó las 100 yardas, fueron 115 esta ocasión, siendo que los Halcones Marinos admitían tan sólo 62.25 yardas por partido. Y por si fuera poco, hasta en yardas por pase fueron superados 239-126 y el tiempo de posesión del balón también fue casi al doble, 37:39 para los Vaqueros por 22:21 de Seattle. Así que el marcador final de 30-23 no representa la realidad de lo que se vivió en el campo del Century Link Field.
Dallas cometió muchos errores, pero lo mejor de este triunfo es que a pesar de ellos salieron vencedores.
Murray ya igualó al legendario Jim Brown con seis partidos consecutivos para iniciar la temporada rebasando las 100 yardas; Brown lo hizo en 1958 cuando la NFL era prácticamente puro ataque por tierra, mientras que Murray lo está haciendo en una liga preferentemente aérea.
Y éste no es mérito exclusivo del corredor, principalmente hay que destacar a la línea ofensiva encabezada por Tyron Smith en el tackle izquierdo, quien incluso fue nombrado el Jugador Ofensivo de la Semana 6 en la Conferencia Nacional; otros que son de primer nivel son el centro Travis Frederick y el tackle derecho Doug Free; y cierran la quinteta los guardias Ronald Leary en el lado izquierdo y Zack Martin en el derecho. Ahí radica el verdadero éxito de esta ofensiva durante lo que va de la presente campaña.
Lo mejor de que el ataque por tierra esté siendo eficiente y productivo es que el mariscal de campo Tony Romo no queda expuesto ni se ve obligado a tener que definir los partidos con su brazo lanzando pases, lo cual en situaciones contra equipos contendientes, históricamente le ha costado mucho a los Vaqueros el tener que depender de su pasador.