Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

15, enero 2015 - 9:52

15 enero 2015. Teodoro Cano

EN los últimos días el tema principal ha sido el de la cantidad de jugadores extranjeros y naturalizados, además de los méxicoestadounidenses, desgraciadamente para el actual torneo, el Clausura 2015 ya no se puede hacer nada, es más quizá en el futuro tampoco si tomamos en cuenta que el Presidente de la Liga MX Decio de María, debido a que obedece órdenes y mientras los dueños de los clubes, excepto el Guadalajara y posiblemente el Santos, el primero todo mundo sabe que utiliza a elementos nacidos en México, con excepción de Miguel Ponce e Isaac Brizuela que tienen la doble nacionalidad, en el caso de la escuadra lagunera echará mano solo de elementos importados, el resto de los conjuntos en mayor o mediana cantidad, se han inclinado por sacrificar a los jugadores nacidos en nuestro país al cerrar prácticamente las puertas para los jóvenes que surgen, con calidad de las fuerzas básicas, y hubo entrenadores que alinearon mínimo a tres o cuatro mexicanos, el resto de la alineación fue de extranjeros y naturalizados.
Y mientras se siga adelante, respaldados por la ley, como lo mencionó Decio de María, no se extrañen que pase lo que ha sucedido en Europa, en especial Inglaterra y España en donde hubo y hay equipos que en su alineación no hay un solo elemento nacido en su país, todos son extranjeros, naturalizados o comunitarios.
A pesar de que todo indica que seguirá el aumento de elementos naturalizados en la mayoría de los equipos, aún pensamos que se puede encontrar la fórmula para frenar esa situación que cerrará las puertas a los jóvenes futbolistas nacidos en México. Desde tiempos muy remotos, antes de que se pusieran de moda los naturalizados, se habló cada año de la reducción de extranjeros, hubo torneos en los que sólo se permitía alinear a tres importados, después se aumentó a cuatro, luego hubo un acuerdo de los presidentes de clubes de reducir paulatinamente a los extranjeros, primero a tres, luego a dos y finalmente a uno, pero fue solo un sueño ya que pronto se echó para atrás dicho acuerdo y se abrió de repente la puerta para que se pudieran contratar a cinco, pero sólo cuatro extranjeros podían alinear, luego se dejó la puerta abierta para que los técnicos que quisieran utilizaran a cinco.
También se llegaron a tomar medidas importantes, como aquella obligación de los equipos de utilizar a dos jugadores menores de 20 años, o jugar determinado número de minutos a lo largo de torneo para que tuvieran actividad los surgidos de las canteras, algo que rindió frutos, pero como por arte de magia desapareció esa reglamentación.
Existe una comisión encargada de mejorar los torneos de la Liga MX, está integrada por presidentes o representantes de equipo que bien harían en pensar hacia el futuro para frenar esa ola de jugadores extranjeros y naturalizados que ocupan en la alineación puestos que deberían estar a disposición de los nacidos en nuestro país.
Si los jugadores que contratan los equipos mexicanos del extranjero o los naturalizados que juegan en la Liga MX y en la de Ascenso, fueran de verdaderas figuras y que realmente fueran mejor que los mexicanos creemos que el problema sería menor. No pedimos que se contraten elementos como lo hacen por ejemplo Real Madrid, con Ronaldo, Kroos, Bale, Marcelo, Pepe, Varane, Benzema y Khedira, otra cosa sería, pero para ello se necesita muchos millones de dólares, y tener competencias como la Liga de Campeones de Europa que es muy redituable para los que participan en ella. Pero ese sería un sueño guajiro.
El problema se ha venido encima debido a que los naturalizados, que ahora con suma facilidad logran el aval de convertirse en mexicanos con todos los derechos del que nació en nuestro país, lo cual no es reprochable, de ahí que los clubes acepten lo que dice la ley, pero cierran los ojos y no ven a sus jugadores que surgen de la cantera que de no encontrar alguna fórmula se van a perder en el camino.
Por decir algo pensamos que sí hay forma de frenar esta situación que comienza a ser preocupante debido a que se trabaja muy bien en las Selecciones menores que han logrado campeonatos mundiales, pero a esos jugadores ¿qué les espera?, un panorama negro. En la actualidad Miguel Herrera cuenta con material humano de jugadores nacidos en México y que están en un buen nivel, pero si no hay renovación más adelante va a costar trabajo integrar un seleccionado competitivo, a menos, claro que sea integrado por naturalizados y uno que otro nacido en México.