Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

13, noviembre 2014 - 10:10

13 noviembre 2014. Teodoro Cano

LA Selección de México conquistó un gran triunfo frente a Holanda en Ámsterdam por 3-2, alumbrado por dos goles de Vela que se adaptó de inmediato al sistema de Miguel Herrera que sorprendió a los tulipanes ante la determinación de los jugadores mexicanos que se fueron al frente a marcar en su cancha a los holandeses, a no dejarlos salir con comodidad para que, en cuanto se recuperara el balón se lanzaran en busca del gol el cual encontraron al minuto siete de juego.
Finalmente México tuvo contundencia ofensiva con la presencia, después de cuatro años, de Carlos Vela que no fue una casualidad que en el torneo pasado de España lo consideraran como uno de los tres mejores delanteros de su torneo y dejó constancia que es de los que saltan a la cancha a disfrutar lo que hace y muy bien, es posible que en algunos lapsos del partido desapareciera, pero se hizo presente en los momentos importantes, así son los goleadores.
La historia de Carlos Vela con el seleccionado mexicano todo mundo la conoce, en varias oportunidades argumentó que no estaba en condiciones para representar a la selección, pero ahora que está en un gran momento aceptó el llamado de Miguel Herrera y de inmediato fue incluido en la alineación que se midió a Holanda en compañía de Javier “Chícharo” Hernández para integrar una delantera explosiva. Prueba de ello fueron los dos golazos de Vela y el que consiguió “Chicharito”.
Pero claro, no fueron los únicos que jugaron, atrás de ellos hubo calidad y energía para realizar un trabajo de sacrificio y presionar al rival desde la salida y al recuperar el balón para lanzarse en busca del marco enemigo. En esta oportunidad Miguel Herrera sorprendió con un movimiento en su esquema, con la presencia de tres centrales: Diego Reyes, Miguel Herrera Equihua y Oswaldo Alanís y los laterales Paúl Aguilar y Adrián Aldrete, se pensó que iba a conservar su línea de cinco, pero sucedió que Diego Reyes, que lo tienen olvidado en el Oporto, salió como volante de contención para acompañar a José Juan Vázquez realizando un buen trabajo, en momentos se vieron en apuros, pero atrás tenían gran respaldo con los centrales Miguel Herrera Equihua y Oswaldo Alanís que nunca desentonaron, la verdad es que realizaron una labor destacada para que Héctor Herrera y Andrés Guardado pudieran estar más adelantados en la marca y en la organización del futbol ofensivo.
Prueba de ello, el primer gol que nació en una jugada por el lado derecho por donde Guardado mandó un pase hacia Carlos Vela que estaba desmarcado fuera del área y mandó un disparo potente con efecto que se clavó hacia la izquierda junto al poste para un golazo y poner a México en una posición ideal para manejar el partido ante un rival que estaba presionado por sus aficionados que mostraron de inmediato su molestia.
Lo importante fue que la Selección de México mostró un futbol ordenado en todas sus líneas, salvo una reacción tardía de Guillermo Ochoa en el primer gol de los locales conseguido por Sneijder con disparo fuera del área al arrancar la segunda parte, más adelante se sacó la espina con una desviada formidable para evitar un cabezazo clavado de Winnaldum con etiqueta de gol.
México pudo controlar a los holandeses con esa marca férrea y hay que destacar a Adrián Aldrete que le tocó bailar con la más fea y no le dio la menor libertad a Robben que en momentos se veía desesperado, claro que Aldrete siempre necesitó la ayuda de Alanís o Diego Reyes para hacer el dos contra uno.
Estaba latente que los rivales comenzaran a crecer, incluso en algunos minutos se fueron al frente a buscar el gol que les diera la ventaja, pero nuevamente Carlos Vela, ahora con un gran servicio de Jesús “Tecatito” Corona, que había entrado por Miguel Herrera, tocó con precisión a Carlos que dominó y culminó como crack para conseguir otro golazo y que volviera la calma a los 16 minutos, y sólo 13 minutos después nuevamente Guardado mandó el balón en diagonal a “Chicharito” Hernández que burló al portero y anotó el 3-1 para perfirlarse rumbo al triunfo.
Comenzaba a escribirse ese triunfo que viene a vestir a la Selección de México y que va a terminar muy bien el año. Los holandeses que en varias oportunidades fueron abucheados por sus aficionados, principalmente Robben trataron de reaccionar después que Daley Blind disparó fuera del área y el balón pegó en Diego Reyes y se convirtió en el 2-3. Pero Herrera envió a gente de refresco como Giovani dos Santos por Carlos Vela que salió entre aplausos y a Raúl Jiménez por “Chicharito” Hernández y ya en recta final a Jonathan dos Santos por Héctor Herrera, Miguel Ponce por Andrés Guardado y Hugo Rodríguez por Juan Vázquez. Un triunfo que disfrutamos por la forma como jugó la Selección de México que tendrá su segundo encuentro en Europa el próximo martes ante Bielorrusia.