Con la tecnología de Google Traductor

A las patadas con el Caballo. Alberto Rojas

Itzel Ubiarco

11, septiembre 2014 - 11:27

11 septiembre 2014. Alberto Rojas

SE ha hablado mucho más de otros temas, que del nuevo proceso del Tri, de lo que hay poco o nada que destacar, un empate, otro, contra Chile, que solo al “Piojo” le gustó, pero bueno, es el inicio de un largo camino rumbo a Rusia y un raquítico uno a cero contra Bolivia, que en el último minuto ya andaba empatando, y párenle de contar. En cambio ahora, el Querétaro ha dejado de ser noticia de nota roja o amarillista, que porque su anterior dueño anda prófugo o porque los jugadores no cobraban. Ahora tienen entre sus filas a un jugador realmente mediático, sensacional e histórico, Ronaldinho Gaúcho, una contratación de las llamadas “bomba”. Un autentico revuelo a causado la llegada de este fenómeno del fútbol mundial al equipo de la linda ciudad de Querétaro. Han venido muchos, pero ninguno con el historial que ostenta este brasileño que por donde ha pasado ha dejado muestras de su gran talento y dotes deportivas. Claro, no han faltado los que cuestionan y critican, nunca faltan, que si por su edad, ¿Se olvidan de que nuestro glorioso Rafael Márquez anda haciendo lo mismo en territorio francés y que, más o menos son de la misma edad? A mí me parece perfecto que se le saque provecho al prestigio ganado durante muchos años de trabajo y de sacrificios. Porque se sacrifican, si, no todos soportan el ritmo de entrenamiento a que son sometidos. Pero bueno, es su profesión. Que si le gusta mucho la fiesta ¿Y? ¿A quién no y por qué no? Que afán de criticar por criticar. Si fiestero como se dice que es, ha logrado lo que todos sabemos, no creo que haya podido lograr más, por abstenerse de ir a un reventón. No existe antecedente de que por andar en alguna fiesta, se perdió algún campeonato. Ni tampoco creo que por fiestero haya perdido admiradores, al contrario. Como decía mi abuelita, “No adelantemos vísperas, ni los hagámos pandos”, esperemos a que llegue. Un ejemplo de este tipo de jugadores polémicos lo tenemos ahora en el caso del querido, admirado y criticado, Cuauhtémoc Blanco, que casualmente se pudiera dar que sea él y su equipo, Puebla, quienes le den la bienvenida a tan distinguido jugador. Sin descartar lo que se le ocurra al folclórico “Chelis”. Está asegurado que el Corregidora, será insuficiente para ver a los dos fiesteros frente a frente y por supuesto, las cosas cambian radicalmente porque ahora, las plazas donde se presentan como visitantes los “Rolandigallos”, ya saborean el entradón que tendrán y lo bien que les irá con la visita de un equipo que sin Ronaldihno, no le interesaba a nadie. ¿Pero quien que no le guste el futbol, se va a abstener de ir al estadio a ver a este mago del fútbol? Como a los buenos toreros, hay que seguirlo en todos los juegos en que participe, es muy probable que en alguno veamos la fantasía que le imprime a su juego y que con poco que se lo proponga, se convertirá en el ídolo que hace rato no tenemos en el fútbol mexicano. Dn Olegar io y el grupo que dirige, nos demuestran que en efecto, cuando se tiene visión y se quieren hacer las cosas bien, “Poderoso caballero es don dinero” cuando se sabe gastar. ¡Ah!, mis patadas para “El piojo” Herrera, por no llevar en la selección a jugadores que lancen centros para que Orive, “El Chuleta” o “El Cubo”, tengan que rematar. “Doctor, ¿me puedo bañar con diarrea?—Pues, si le alcanza”. Mi correo albertorojaselcaballo@hotmail.com o @caballorojas