Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

María Vega

8, agosto 2014 - 8:59

08 agosto 2014. Teodoro Cano

LA directiva del Guadalajara programó una serie de partidos en Estados Unidos para medirse a varios de los mejores equipos de Europa, en busca de recuperar el prestigio de uno de los grandes del futbol mexicano, pero lamentablemente en esta oportunidad solamente sirvieron para perjudicar la imagen de un equipo que es abrigado con pasión entre los mexicanos que viven en el vecino país del norte y que han quedado decepcionados por la pobre exhibición de las Chivas, sobre todo en dos encuentros, ante Bayern Munich y el miércoles pasado ante el Milán, dos encuentros en los que no pudieron anotar un solo gol en cambio recibieron cuatro.

Una gira que viene a confirmar que el Rebaño Sagrado necesita de mucho trabajo en serio y no caer en lo que pareció una “pachanga”, como sucedió ante el conjunto italiano en donde el entrenador Carlos Bustos, sin tomar en cuenta la categoría del rival, utilizó a lo largo de los 90 minutos a 22 jugadores, sí, a 22, en lugar de actuar con valentía y mantener una alineación en la que se tiene que trabajar intensamente para no echar por el voladero esta clase de encuentros que da la impresión que solo se le da importancia al aspecto económico y lo deportivo pasa a segundo término.

De qué sirve utilizar veintidós jugadores, prácticamente de nada, ni se consigue un real fogueo internacional para los jugadores ni se trabaja para contar con un equipo competitivo que regrese a la competencia de la Liga MX para pelear por los primeros lugares.

Un Guadalajara que en el arranque del torneo mostró cosas interesantes con la presencia de jugadores como la de Carlos Salcido, Ferrando Arce, Ángel Reyna al lado de elementos como Jair Pereira, Gerardo Rodríguez, Omar Bravo, Sergio Nápoles, Carlos Fierro y Aldo de Nigris que se podrían considerar como la base del que será el cuadro titular, pero lejos de continuar con ese trabajo para contar con un grupo definido de jugadores para afrontar y crecer dentro de la competencia nacional y afrontar esos partidos internacionales con categoría sin faltar el respeto a la institución y al aficionado que en Estados Unidos se “mueren” por ver en acción a su queridísimo Rebaño Sagrado, pero lamentablemente Carlos Bustos no entiende esa situación y quizá quiso quedar bien con todos los jugadores que fueron a la gira para que participaran ante los grandes de Europa como fueron Bayern y Milán.

La verdad es que se desperdiciaron estos dos encuentros para continuar con la estructura de un equipo que aspire realmente a conseguir el campeonato mexicano.

Los jugadores que participaron frente al Milán que les dio un paseo y ganó por 3-0, pero el marcador pudo ser catastrófico fueron:

José Antonio Rodríguez (Luis Michel) Jesús Sánchez (Omar Esparza), Patricio Araujo (Giovani Hernández), Jair Pereira (Néstor Vidrio), Gerardo Rodríguez /Édgar Solís), Israel Castro (Jorge Enríquez), Carlos Salcido (Krisitian Álvarez), Fernando Arce (David Toledo), Carlos Fierro (Alberto García), Omar Bravo (Sergio Nápoles) y Aldo de Nigris (Ángel Reyna).

En busca de un argumento para justificar el porqué presentó una verdadera ensalada de jugadores para medirse al Milán, podría ser para conservar a los que serán titulares mañana ante el Pachuca, pero la verdad es que estos partidos estaban firmados desde antes de arrancar el torneo mexicano, y bien se pudo realizar una programación para sacar provecho de estos encuentros.

Lamentablemente Carlos Bustos no tomó en cuenta el prestigio del Club Guadalajara, que ha venido a menos es cierto, pero que en algún momento se tendrán que hacer mejor las cosas para recuperar el sitio que siempre ha tenido el Guadalajara entre los aficionados que lo siguen no solamente en Estados Unidos sino en México ya que este equipo prácticamente nunca juega como “visitante” si tomamos en cuenta la cantidad de fieles seguidores que tienen a las Chivas Rayadas en toda la República.

La verdad es una pena que se desaprovechó esos encuentros ante grandes de Europa ante el interés que despierta el Guadalajara en Estados Unidos y en partidos de pretemporada, es cierto, los rivales también realicen movimientos en sus alineaciones en cada partido, pero son conjuntos plagados de figuras y además de titulares cuentan con una banca en donde hay verdaderas estrellas, algo que a fuerza de ser sinceros no sucede lo mismo en el Guadalajara. Pero insistimos se le da más importancia a lo económico que a lo deportivo, lo preocupante es que el entrenador eche a perder esta clase de partidos para trabajar con un grupo de elementos que recuperen el prestigio del equipo que continúa en la medianía.