Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

7, octubre 2014 - 9:08

07 octubre 2014. Teodoro Cano

ANTE un encuentro especial, como es un Clásico, el entrenador del Cruz Azul, Luis Fernando Tena, se decidió a realizar movimientos en su alineación para echar mano de elementos que se adaptaron a un sistema programado para poder frenar el ímpetu del América, que tiene como principal característica su futbol ofensivo y una defensiva sólida que lo mantiene en el primer lugar de la clasificación general, a pesar de esa dolorosa derrota de 4-0 ante la Máquina Celeste, pero ha sido un tropiezo humillante si usted quiere, pero que seguramente le va a servir de mucho a Antonio Mohamed si piensa en la conquista del campeonato, un resbalón que se presenta a tiempo en la jornada 12 y a sólo cinco fechas para llegar a la ronda de cuartos de final.
En verdad que los movimientos realizados en la alineación por el entrenador celeste le dieron buenos resultados, ya que lograron el primer objetivo, no dar grandes libertades al rival y aprovechar cualquier descuido en busca del gol. Luis Fernando Tena le dio una sacudida a su equipo de la línea defensiva para adelante. Mantuvo a los jugadores que ha lucido y es una de las más fuertes de Cruz Azul con Jesús Corona en la portería y adelante Rogelio Chávez, que se ha adueñado de la titularidad por el lado derecho, pero cuidado, que Gerardo Flores ahí está listo para recuperar ese sitio que ha perdido debido a lesiones, en las centrales lucen Francisco “Maza” Rodríguez, que ante las críticas de los aficionados cementeros ha respondido con carácter y lo vemos como en sus mejores momentos, al lado de Julio Domínguez, que es inamovible en la defensiva, y por el lado izquierdo Fausto Pinto, que también ha recuperado su gran forma.
Pero en la media realizó ajustes el técnico de los celestes al incluir a Xavi Báez junto con Gerardo Torrado en la contención, dos elementos que se complementan, con la gran experiencia de Gerardo y esa garra con la que juega cada partido, en tanto que Xavi es un elemento que tiene clase, es veloz en la marca y le da salida al equipo, hubo una línea de tres adelante de la contención con Pablo Barrera por la derecha, Joao Rojas por la izquierda y Mauro Formica más adelantado por el centro para acompañar a Mariano Pavone, que se vio abrigado y con gran movilidad, quizá estimulado por tener enfrente al América.
En la banca se quedó Marco Fabián, que la verdad sigue en deuda con el Cruz Azul debido a que no ha sido el jugador que se esperaba de él debido a las grandes cualidades que tiene, pero es parco en la cancha y no termina por soltarse y jugar a la medida de su gran calidad, quizá ahora que estuvo en la banca lo haga reaccionar y se brinde como lo hicieron sus compañeros ante las Águilas. Christian Giménez y Gerardo Flores entraron en la segunda parte y lo hicieron “enchufados” con lo que realizaban sus compañeros en la cancha. Otro que entró de cambio pocos minutos, por cierto, fue Alejandro Vela, quien se hizo notar.
Fue un Cruz Azul con otra cara, muy concentrado que aprovechó una jugada de gente grande para abrir el marcador con participación de Pablo Barrera que por la derecha tocó al centro a Formica, éste de aire tocó el balón al frente para que llegara como locomotora Pavone y después de esperar el bote del balón remató con potencia para el 1-0.
No, no parecía fácil el partido, ya que enfrente estaba el América, que en su estilo se esperaba una reacción inmediata. Pero ahora Mohamed hizo un cambio en la media al dejar en la banca a Osvaldo Martínez y colocó a Daniel Guerrero en la contención junto a Jesús Molina, en tanto que al ataque Miguel Layún y Rubens Sambueza con libertad para moverse en busca de contactar con Oribe Peralta y Michael Arroyo que siguen sin encontrar el marco enemigo y su racha de no poder anotar se ha prolongado más de lo esperado.
Lo que llamó la atención es que ante la ausencia de profundidad ofensiva, si tomamos en cuenta que Jesús Corona no tuvo actividad, el cuadro bajo comenzó a sufrir grietas que supo aprovechar Cruz Azul, dio la impresión de que gente como Paúl Aguilar, Pablo Goltz, Pablo Aguilar y Osmar Mares, junto con Molina y Guerrero, bajaron los brazos y lucieron lentos, descontrolados y dejaron grandes avenidas para que llegaran tres goles en plena recta final y que aprovecharon Christian Giménez, Gerardo Flores y Joao Rojas para redondear la goleada. Una derrota humillante ante el clásico rival, Cruz Azul, que seguramente le va a servir de mucho a las Águilas que entenderán que todos los partidos se tienen que jugar al ciento por ciento si es que se quiere conquistar un campeonato.