Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

Itzel Ubiarco

4, octubre 2014 - 10:55

04 octubre 2014. Teodoro Cano

EL regreso de Néstor de la Torre, ahora como presidente del Guadalajara, con todo el “poder” para tomar las decisiones y reanudar aquel proyecto que arrojó buenos resultados en el 2006 al lado de José Manuel de la Torre como entrenador que condujo a las Chivas a la conquista de su decimoprimer campeonato del futbol mexicano en el Apertura de ese año. Un éxito que permitía pensar que ese proyecto iba a perdurar por mucho tiempo, pero solamente duró unos meses si tomamos en cuenta que tanto Néstor como Chepo por diferentes razones tuvieron que hacerse a un lado en 2007.
En aquella ocasión, después de conquistar el campeonato del Apertura 2006 José Manuel dirigió nueve jornadas al frente del Rebaño Sagrado en el Apertura 2007 y lo relevaron de su puesto, en su lugar llegó otro de los técnicos que ha pasado por varias actividades en el equipo de Jorge Vergara. Efraín Flores que fue nombrado como director técnico y las cosas más o menos salieron bien si tomamos en cuenta que las Chivas llegaron a la ronda de semifinales en la que fue eliminado por el Atlante, para continuar con esa danza de entrenadores y directivos que aún permanece en nuestros días con las renuncias de Francisco Palencia como Director Deportivo y del técnico Carlos Bustos después de perder el jueves pasado ante Toluca por 3-1.
El porqué mencionamos a José Manuel de la Torre, creemos que con la llegada de Néstor todo está encaminado a una reorganización total debido a que al nuevo presidente del Guadalajara, Jorge Vergara le ha otorgado toda responsabilidad y en breve deberá presentar un organigrama que abarca desde las fuerzas básicas hasta el primer equipo, y lógicamente es de esperarse que esos cambios vendrán a cimbrar a las Chivas en busca de recomponer el camino que se ha perdido en el actual torneo en el que el Rebaño Sagrado ha ido en picada.
El primer paso de Néstor de la Torre fue el de nombrar a Ramón Morales como entrenador interino para despachar el partido de mañana frente al Atlas en el Clásico Tapatío que se presenta ardiente debido a la gran rivalidad de estos dos conjuntos, con los rojinegros que están en el tercer lugar de la tabla general y en zona de calificación con 21 puntos, en tanto que las Chivas están en el decimoquinto lugar con sólo 10 puntos rondándole el fantasma del descenso.
El próximo lunes se dará a conocer al que será el nuevo entrenador del Guadalajara, y todo indica que será el regreso de José Manuel de la Torre, y de no ser así sería una gran sorpresa. El porqué mencionamos al Chepo, no es por ser hermano de Néstor, sino porque su estancia tuvo éxito con ese campeonato conquistado. Es cierto que se barajan varios nombres, incluso trajeron de Europa en donde pasaba sus vacaciones al entrenador holandés Hans Westerhof que después de una corta plática con Jorge Vergara y Rafael Puente lo dejaron “colgado” y decidió regresar al Viejo Continente al no tener ninguna respuesta.
Si se da el caso, por los comentarios del propio dueño del Guadalajara, se va retomar la fórmula que llevó al Guadalajara a conquistar el último campeonato, con la pareja de Néstor y Chepo que, como lo mencionábamos en días pasados, urgía que al frente del club hubiera gente que por sus venas corriera sangre del Rebaño Sagrado, gente que ha vivido la épocas gloriosas en el club considerado del pueblo y que quiere recuperar su grandeza. La Familia De la Torre es histórica en este equipo tapatío desde el Ingeniero Javier de la Torre que estuvo al frente del campeonísimo, de su hijo Yayo de la Torre y los sobrinos Néstor y José Manuel han vivido grandes momentos y han sufrido tiempos difíciles, pero siempre han sacado al frente el equipo, y nadie mejor que ellos que conocen el historial brillante de las Chivas, para que Jorge Vergara regrese a esa fórmula que en algún momento lo hizo vibrar, así como a todos los fieles seguidores del equipo de las Chivas.
Cabe señalar que en ese campeonato Apertura 2006, hubo triunfos importantes, pero los que más disfrutaron el logrado primero eliminar al América y seguir su marcha hasta la final y vencer al Toluca después de empatar a uno en Guadalajara y triunfaron 2-1 en el Nemesio Díez para conseguir el campeonato.
Por cierto en caso de que José Manuel de la Torre regrese como entrenador del Guadalajara se va a encontrar a solo cuatro jugadores que disfrutaron ese triunfo, el portero Luis Michel, Édgar Solís, Patricio Araujo y Omar Bravo.
La nueva estructura del Guadalajara está a tiempo para recuperar el camino perdido en los seis partidos y medio que le restan para conseguir el mayor número de puntos para que en el Clausura de 2015 se piense en lo que debió ser siempre, en el campeonato de liga y estar presente en las competencias internacionales como ha sido en otras épocas, siempre con éxito.
Guadalajara tiene ese Clásico de Clásicos ante el Atlas mañana por la tarde en donde un triunfo vendría a ser como un revulsivo para afrontar los encuentros de la recta final que continuará con los siguientes encuentros: León-Guadalajara, Guadalajara-Tijuana. América-Guadalajara, Guadalajara-Tigres, Morelia-Guadalajara y el complemento del partido entre Monterrey y Guadalajara de la jornada ocho que se suspendió al minuto 12 debido a tremendo aguacero con el marcador 0-0.