Con la tecnología de Google Traductor

Minuto 45. Teodoro Cano

ESTO

3, marzo 2015 - 10:03

03 marzo 2015. Teodoro Cano

EL líder de la clasificación general del Clausura 2015, Xolos de Tijuana, dirigido por Daniel Guzmán, y el Veracruz, bajo la batuta de Carlos Reynoso, son los dos equipos que han acaparado la atención en lo que va del campeonato mexicano, dos conjuntos que han trabajado bastante bien y que aún van a dar mucha pelea y no será nada difícil que califiquen para la ronda de cuartos de final; sin embargo, aún pueden pasar muchas cosas en las nueve jornadas que están por jugarse.
De estos dos cuadros nos inclinamos por los Tiburones Rojos de Carlos Reynoso como el equipo del momento, que después de ocho jornadas se mantiene invicto con cuatro triunfos y cuatro empates; a diferencia de los Xolos, que llevan seis triunfos por un empate y una derrota. Pero los jarochos sólo han admitido cuatro goles y llevan 13 anotados, para sumar 16 puntos y una diferencia de más 9, que es la mejor del torneo.
Veracruz arrancó fuerte con dos victorias ante rivales complicados como Santos, al que venció por 2-1, y a un rival directo en la lucha por no descender, Puebla, al que se impuso claramente por 3-1. Después ligó cuatro empates, ante Cruz Azul 0-0; y con 1-1, frente a Monterrey, Querétaro y Guadalajara respectivamente, pero en las dos últimas semanas se ha lucido en casa para derrotar a uno de los favoritos para pelear el título, Toluca por 3-0 y el sábado pasado superó en toda la línea al Atlas con cartones de 3-0.
Los jarochos han mostrado contar con un cuadro bajo que se entiende a las mil maravillas con Melitón Hernández, quien ha sido quizá el culpable de que su portería haya sido perforada sólo en cuatro oportunidades, pero no se puede uno olvidar de una defensiva férrea en la que destaca sobre todo Leiton Jiménez con su gran velocidad para llegar a todos los balones y alejar el peligro, no sólo por abajo, ya que con su técnica al despejar le da salida a su equipo, pero por arriba es infranqueable, llega a todas. Leiton es el líder de esa defensiva, con Leobardo López, quien ha recuperado su nivel, y los laterales Jesús Paganoni, quien se agrega constantemente al ataque por el lado derecho, y Emmanuel García, que no desentona por la izquierda.
En la media cancha, Carlos Reinoso le ha dado confianza a Édgar Andrade, que es el jugador talentoso y cuenta con el apoyo en la contención de la torre Gabriel Peñalba, que realiza una gran labor para recuperar balones y es peligroso al agregarse al ataque; además de Fernando Meneses, que ha encajado en el sistema implantado por el entrenador; y en el ataque tiene a dos goleadores natos: Daniel Villalva, que con su picardía y su velocidad es una pesadilla para los rivales; además de Julio Cesar Furch, que cayó como anillo al dedo en esa delantera veracruzana, con Michael Vázquez, que tiene la gran oportunidad para crecer a la ofensiva.
Se ve que Carlos Reinoso ha trabajado intensamente con sus jugadores que ya se adaptaron a lo que les exige su técnico, que al ver los partidos ya encaminados al triunfo mueve sus piezas con acierto al echar mano de Jehu Chiapas, que es una garantía en la media cancha y que nunca deja de pensar en el marco enemigo; además de Luis Sánchez, con características defensivas pero con ambición ofensiva, así como Juan Albín, que no desentonó en los pocos minutos que jugó para ayudar a conservar el triunfo.
Un equipo de Veracruz que hace un futbol alegre, que no es de los que se defienden a muerte, que tanto en casa como de visitante mantiene su estilo, de ahí que se encuentre en el segundo lugar de la tabla general. Quisimos comentar sobre un equipo como el de los Tiburones Rojos, que le ha dado alegría al torneo, pero no olvidemos que el conjunto de Daniel Guzmán, Xolos de Tijuana, no es superlíder por casualidad.