Con la tecnología de Google Traductor

18, mayo 2024 - 21:02

┃ Arturo Méndez

La afición del América presumió un Azteca completamente lleno / Foto: Luis Garduño

Fue el 21 de mayo del 2023 cuando América y Chivas definieron al finalista del Clausura, igual que este sábado. En el mismo escenario y la misma rivalidad, aunque los americanistas presumieron orgullosos tener un título más que la última vez que se encontraron en esta instancia, en la cual el Rebaño los eliminó con un contundente 1-3 para un global de 3-2.

Te podría interesar: América blindó a Ramón Juárez, ¿Cuánto tiempo seguirá en Las Águilas?

Saúl, americanista de cepa que llegó al Azteca ilusionado por ver a su equipo en su segunda final consecutiva sentenció: “Nos eliminaron hace un año, aquí, y nos dolió, pero nosotros ya conseguimos la 14 y ellos festejan por traer a Chicharito”.

Los azulcremas fueron mayoría, jugar en casa les dio esa seguridad de que la historia sería diferente. “Esta vez no se va a ser igual, somos campeones y la casa se respeta”, se escuchó entre los gritos de aliento que el americanismo entonó con fuerza desde horas antes del encuentro.

Los rojiblancos fueron menos, sin embargo, los que portaron con orgullo la camiseta de su equipo caminaron valientemente por las afueras del recinto recibiendo mentadas e insultos por parte de los locales. A Ricardo, quien llegó acompañado de su novia y algunos amigos para apoyar al Rebaño no desaprovechó la oportunidad para recordar esa mencionada eliminación de hace dos torneos.

“Les sigue doliendo, les ardió a los wilos esa vez. No ganamos la final, pero ellos no la jugaron y que viniéramos hasta su casa a sacarlos nunca se les va a olvidar”, dijo al Diario de los Deportistas.

La afición del América incómodo a la de Chivas

Como ya es costumbre, la parcialidad del conjunto capitalino espero pacientemente a su equipo para dar un último aliento antes de la batalla. El Ame llegó primero y con bengalas, banderas y un enorme tifo que colgó de una vivienda aledaña a los de Coapa les quedó muy claro que su afición tiene ganas de verlos conseguir un bicampeonato.

La multitud no se despegó del lugar por donde instantes más tarde llegó el autobús del Chiverío. Escoltados por decenas de policías y elementos de seguridad, pero sobre todo recibiendo objetos que les lanzaban a su paso, entró el conjunto rojiblanco al recinto.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

“¡Nosotros tenemos 14!”, “Chivas eres nuestro hijo”, “¡Somos campeones y ustedes siguen en 12”, fueron algunos de las dedicatorias que los americanistas entonaron. Altaneros y soberbios como solo ellos saben serlo, la afición azulcrema le dejó muy claro al acérrimo rival que las vitrinas no llegaron iguales que aquella semifinal, aumentaron su ventaja.