Con la tecnología de Google Traductor

27, junio 2023 - 18:02

┃ Alland Jhonnathan

Antony Silva se ganó el cariño de la gente. FOTO: MEXSPORT

¿Qué presumen en común Antony Silva, Matías “El Chavo” Alustiza, Álvaro “Bola” González o Damian “El Ruso” Zamogilny? Ser los últimos grandes ídolos del Puebla y que más de un caso salieron del club por la puerta de atrás a pesar de haberle dado alegrías a la afición camotera con sus goles, salvadas y triunfos.

TE RECOMENDAMOS:“El tiempo todo se cobra” Emanuel Gularte ante su salida de Puebla

La partida de Silva del blanquiazul el viernes pasado mostró qué significaba el portero paraguayo para la afición del azul y blanco, recordando las salidas en su momento de otras figuras que para la afición merecían más a la hora de despedirse.

¿POR QUÉ ANTONY SILVA ES EL ÚLTIMO ÍDOLO DEL PUEBLA?

Silva, si bien dejó como asignación pendiente la de acrecentar la vitrina de títulos del Puebla, se convirtió en héroe de La Franja por sus salvadas en tandas de penales donde el club se jugaba un pase a la Liguilla.

El aficionado del Puebla inclusive ha abierto el debate sobre qué lugar ocupa Antony entre los porteros históricos del Puebla. Cabe recordar, la cabaña de La Franja la han defendido tipos como Pablo Larios o Gerardo Rabajda, por citar a algunos.

En cuanto a Alustiza, “Bola” González o “El Ruso” Zamogilny, todos cumplieron con aquello de los campeonatos.

“El Chavo” le dio a Puebla su quinta copa en el 2015 con un doblete en la final ante las Chivas.

“Bola” González y Zamogilny formaron parte de aquellos “Chelísboys” autores del ascenso a Primera División del 2007.

A nivel individual, el delantero uruguayo se coronó como campeón de goleo en la entonces Primera A y luego hizo tantos claves para mantener a La Franja en la máxima categoría.

Respecto al “Ruso”, clave en la promoción del 2007, éste siempre cumplió con una de las exigencias de la afición: correr, meter la pierna duro, sudar la playera hasta el cansancio.

CÓMO SE FUE ANTONY SILVA DEL PUEBLA Y SUS ÚLTIMOS ÍDOLOS

Lo de Silva obedeció a un tema de contrato, el Puebla no quiso una renovación automática con el arquero tras jugar cierto número de partidos en el Apertura 2023 cuando el portero está en los 39 años.
Al guaraní le restaban seis meses de contrato; pero nadie en el club apostaba por él en vías de seguirle pagando uno de los suelos más altos en la plantilla por otro torneo más. Luego entonces se le mostró la puerta de salida.

Alustiza se fue en silencio tras el Apertura 2019, luego de tres ciclos en La Franja y en donde se ubicó dentro de los goleadores históricos del club.

Lo de González fue más dramático, Ricardo Henaine en 2010 cuando era presidente del equipo lo dio de baja por sus lazos con José Luis Sánchez Solá.

“El Chelís” había dejado la dirección técnica por “diferencias irreconciliables” con el directivo tras mandar éste a la cárcel a Francisco Bernat cuando ambos eran socios y disputaban el control de La Franja.

Zamogilny se fue bien vendido a los hoy extintos Tecos. Luego se retiró para ser uno de los pocos grandes ídolos que se fue bien en su momento del Puebla.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace