Con la tecnología de Google Traductor

15, febrero 2023 - 6:00

┃ Álvaro Zaldaña

Andrés Lillini terminó su relación con Pumas en el 2022 y los reencontrará en esta jornada / Arte: Noé López

Hay amores que nunca se olvidan y el Andrés Lillini con Pumas es uno de ellos, pues a pesar de ahora se encuentran distanciados, los buenos momentos que vivieron prevalecerán de manera recíproca… por lo menos hasta que este miércoles en punto de las 21:00 horas se enfrenten en la cancha del Estadio Victoria, dentro de la jornada 7 del Clausura 2023.

Tal vez te interese: ¡Regresa la ‘bestia’! Toto Salvio vuelve a entrenar con Pumas

Este partido significará la primera vez que los auriazules y el entrenador argentino se vean las caras como rivales en un compromiso de carácter oficial, pues el reencuentro ya se dio en la fase de grupos de la Copa Sky, torneo de pretemporada que se disputó en diciembre pasado, y donde el resultado entre los universitarios y Necaxa terminó en un escueto empate sin goles.

Además, en aquella vez el juego se llevó a cabo en el Estadio de Ciudad Universitaria mientras que en esta ocasión será en Aguascalientes, recinto que se le dificulta a Pumas porque solamente suma tres victorias en 13 años.

La última victoria en territorio hidrocálido justamente fue cuando Andrés Lillini era el timonel felino, con un resultado de 0-1 gracias a un agónico gol de Juan Pablo Vigón, hoy jugador de Tigres.

El romance entre Pumas y el entrenador comenzó cuando el español, José Miguel González “Michel”, decidió abandonar el barco días antes de que diera inicio el Guardianes 2020 al argumentar que buscaba estar cerca de su madre que pasaba dificultades de salud. En ese momento Lillini, que entonces estaba a cargo de las fuerzas básicas del club, fue designado como interino.

No planifique mi vida para ser técnico de Primera División, no tengo en mi mente en un futuro de técnico de primera, no tengo eso en la cabeza”, dijo en su presentación a la prensa luego de ser cuestionado por si buscaba quedarse como el entrenador fijo de la institución. Situación que terminó por pasar.

Lillini derrumbó incertidumbres cuando desde los primeros partidos tuvo buenos resultados con un plantel limitado, pero la cumbre fue cuando se clasificó a la Liguilla de manera directa al ser sublíder del torneo por debajo de León, lugar que se ganó tras remontar a Cruz Azul en los últimos minutos de la última jornada.

Pumas venció a Pachuca en cuartos de final y en semifinales propició la llamada “cruzazuleada mayor”, cuando tras perder ida 4-0, en la vuelta empató el marcador global y obtuvo el pase la final del futbol mexicano.

Parecía el inicio de una era prometedora para Pumas, pero todo se quedó en eso, en una promesa al no poder trascender en escenarios más importantes.

Los universitarios cayeron en esa final contra León, un año después perdieron la hegemonía de los clubes mexicanos en la Concachampions al perder con el Seattle Sounders y, aunque fue un extra, la goleada de 6-0 contra Barcelona cimbró de manera importante en la máxima casa de estudios.

El crédito de Lillini se terminó cuando el equipo se reforzó con jugadores de la talla de Eduardo Salvio o Dani Alves y no pudieron siquiera alcanzar el repechaje en el Apertura 2022. Llegó el divorcio.

Andrés se marchó de Pumas tras cuatro torneos, donde dirigió 107 partidos con 34 victorias, 38 empates y 35 derrotas. Los aficionados universitarios lo recordarán con gran simpatía aunque este jueves esperarán que caiga derrotado junto a su Necaxa, y de esta manera sumar nuevamente tres puntos rumbo a la Liguilla del Clausura 2023.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí