Con la tecnología de Google Traductor

Mira

9, octubre 2022 - 22:24

┃ José Ángel Rueda

Ravens logró una importante victoria ante los Bengals. Foto: AFP

La tercera fue la vencida para los Ravens. Luego de dos partidos en los que dejaron ir la victoria en casa, esta vez no fallaron y se llevaron el triunfo 19-17 ante los Bengals. Cincinnati amenazó con aplicar la misma dosis que los Dolphins y los Bills, sin embargo, un gol de campo de Justin Tucker evitó la catástrofe para Baltimore.

NO TE LO PIERDAS: NFL: Dallas Cowboys sorprendió a los Rams y vencieron 20-10

Como dos viejos conocidos, Bengals y Ravens no se dieron ventajas en su duelo. A pesar de ser dos ofensivas explosivas, los puntos llegaron a cuenta gotas. Baltimore pegó primero, gracias a un gol de campo de Justin Tucker y a la extraordinaria conexión de Lamar Jackson con su ala cerrada Mark Andrews, quien encontró las diagonales tras un pase de 11 yardas.

Conscientes de que a los Ravens no se les puede dar la oportunidad de despegarse, los vigentes campeones de la Conferencia Americana reaccionaron bien y pronto igualaron el marcador mediante una anotación del ala cerrada Hayden Hurst y un gol de campo del normalmente certero de Evan McPherson.

No fue una noche sencilla para los mariscales de campo, presionados de manera constante por las férreas frontales de sus rivales. Lamar Jackson se vio limitado en su juego terrestre, mientras que Joe Burrow tampoco lució cómodo en la bolsa de protección.

El duelo de defensivas se tradujo en una segunda mitad cerrada, con pocas oportunidades. Los Ravens pagaron cara su falta de efectividad en zona roja y se tuvieron que conformar con dos goles de campo de Justin Tucker, un escenario que les daba la ventaja, sin embargo, dejaba la puerta abierta para un posible regreso de Cincinnati, cosa que finalmente ocurrió.

TE PUEDE INTERESAR: NFL: Los Buffalo Bills no tuvieron piedad de Pittsburgh y los aplastaron 38-3

Es lo que tienen esos equipos, que es difícil controlarlos la totalidad del tiempo. Joe Burrow encontró una serie exitosa para llevar a su equipo a la línea de gol, donde logró concretar gracias a un acarreo de una yarda, para ponerse arriba en la pizarra por un punto cuando al reloj le faltaban tan solo dos minutos.
Pero dos minutos son muchos cuando en el campo están Lamar Jackson y Justin Tucker.

El mariscal de campo movió con relativa facilidad el ovoide para dejarlo en el rango del pateador. Tucker entró sereno al emparrillado e hizo bueno su intento de 43 yardas para sellar la victoria con tres segundos en el reloj. El balón entró por el centro.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí