Con la tecnología de Google Traductor

16, febrero 2022 - 20:57

┃ Ivonne Almaraz

Otero marcó el gol ante el Forge

IVONNE ALMARAZ 

FOTO: MARTYN BAZYL | MEXSPORT

Muy lejos de su mejor versión y con pasajes del partido sumamente grises, Cruz Azul consiguió una importante victoria en la Ida de los Octavos de Final en la Liga de Campeones Concacaf, luego de vencer por la mínima al Forge en el Tim Hortons Field. Un solitario de Rómulo Otero y La Máquina logró pitar en Canadá.

Los de Bobby Smyrniotis dominaron el inicio, se vieron mejor y pusieron en aprietos a Sebastián Jurado, aunque de poco sirvió ya que un balón parado hizo la diferencia.

El inicio no fue nada grato para los celestes, quienes padecieron para hilar más de tres pases y que ante el helado aire, no encontraban la forma de sacar a su rival del área. Sebastián Jurado fue el elegido para defender el arco azul y apenas rodó la pelota tuvo que dar muestra de su talento. Un tiro de esquina y Terran Campbell puso a prueba al cancerbero de la Noria, quien con un manotazo desvió el peligro.

En otra oportunidad, Ashtone Morgan se encontró con un hueco en la media, se filtró al área y encaró a Jurado, quien supo darle lectura a su juego y con un achique le puso fin al nuevo ataque. Ya con la madurez del encuentro, Rómulo Otero se tuvo confianza, desbordó por su banda y mandó un centro para Santiago Giménez, aunque fue demasido largo y el atacante no alcanzó a llegar.

El tiempo corría y La Máquina no veía claro, sin embargo, cuando parecía que no habría más en la primera parte, un balón parado inyectó de ánimo a los de Reynoso. Desde la izquierda, Rómulo Otero se encargó de cobrar y con un potente disparo venció a Triston Henry.

La anotación en contra no cambió el plan de juego del equipo local, que siguió con el mismo esquema, el cual se basó en atacar por todas las vías posibles.

Antes de que se fueran a los vestidores para el descanso del medio tiempo, Kyle Bekker volvió a probar su puntería y gracias a la asistencia de Aboubacar Sissoko estuvo cerca de igualar la pizarra, aunque para su mala suerte el esférico se estrelló en uno de los postes.

Para el complemento, Cruz Azul salió con mayor confianza y contrario al arranque, ellos tomaron la batuta del cotejo. Christian Tabó hizo lo propio y en dos ocasiones puso a temblar a los vestidos de naranja. La primer fue con un disparo de media cancha y la segunda con un remate de cabeza tras un tiro de esquina.

Reynoso quería más y apenas tuvo oportunidad realizó cuatro ajustes de un jalón. Juan Escobar, Uriel Antuna, Rafael Baca y Bryan Angulo fueron los elegidos para reforzar a la plantilla cementera y pelear por el segundo. Del otro lado, Smyrniotis se mantuvo y solo respondió con un movimiento, lo que preocupó a los seguidores quienes no dejaban de gritar en las gradas para que se hiciera más.

La recta final careció de acción, La Máquina ya no mostraba interés y el Forge ya solo quería defender la minima en contra. El tiempo se terminó y no hubo más

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias, manda la palabra ALTA en este enlace

?Escucha nuestro podcast?