17, marzo 2020 - 9:58

┃ AFP

Tokio-2020

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio anunciaron el martes que habían decidido reducir las ceremonias y festividades de relevo de la llama olímpica, cuya salida está prevista el 26 de marzo en la región de Fukushima.

La “gran salida” del relevo desde la región de Fukushima (noreste) se hará sin espectadores, “para evitar propagar las infecciones”, anunció a la prensa el director ejecutivo del comité de organización de Tokio-2020, Toshiro Muto.

El recorrido por todas las regiones de Japón sigue siendo el mismo y los espectadores podrán asistir a los relevos de la llama, pero las ceremonias de salida y llegada se realizarán sin público, explicaron los organizadores en un comunicado.

Las ceremonias de acogida por las municipalidades serán anuladas.

“Es algo que nos rompe el corazón”, declaró Muto sobre el conjunto de estas restricciones.

Los organizadores piden por otra parte a todo espectador que no se sienta bien que no asista al relevo desde el borde de la carretera.

La temperatura de los relevistas será medida y los que tengan fiebre serán impedidos de correr.

Estas decisiones llegan en un contexto de muchas dudas sobre el plan de mantener los Juegos Olímpicos de Tokio en julio y agosto, debido a la gran cantidad de competiciones deportivas que han sido anuladas a través del mundo, así como pruebas de calificación para los Juegos, debido a la pandemia de coronavirus.