Con la tecnología de Google Traductor

ESTO es de tres

Antonio Moreno

8, noviembre 2023 - 6:00

Para muchos injusto, pero para todos igual

1.- EL SISTEMA
Para muchos injusto, pero para todos igual.
Y ya no viene al caso quejarse con eso de que fomenta la mediocridad (lo cual es cierto) y que como en otras Ligas el campeón debería ser el que más puntos hace (lo cual sucedió en nuestra Liga hasta 1970) pues lo único cierto es que la Liga MX tiene dos etapas claramente marcadas.
La primera de 17 jornadas y solo sirve para calificar al minitorneo importante solo otorgando ciertos privilegios a los que terminaron arriba sin que eso impida que en esas 3 semanas de Liguilla una mala tarde eche a perder lo hecho durante 4 meses. Ya se sabe.
2.- LOS LÍDERES
En los últimos 10 torneos (sin contar el suspendido por la pandemia del Covid-19) solo 2 líderes generales lograron coronarse.
El León en el Guardianes 2020 que ganó ante Pumas sin público en las tribunas y Cruz Azul que en la campaña siguiente lo celebró ante Santos con solo con un 25 % de su afición.
Los otros 8 líderes generales se quedaron en el camino y de nada les sirvió su gran campaña pues a la historia solo pasan los campeones. Lo demás (para bien o para mal) se termina olvidando.
Y es que en las salas de trofeos no se guardan estadísticas ni tablas generales sino las preseas y medallas que se entregan en la final.
3.- LA EMOCIÓN
Me encantan las Liguillas, los partidos a ida y vuelta, las definiciones en penales, aquello cuando los goles de visita desempataban las series y también entiendo que en aras del negocio y mayor número de invitados sigue sin desaparecer la repesca ahora disfrazada en forma de Play In.
Pero aún no me explico por qué dejó de jugarse la última jornada del torneo regular con todos los partidos a la misma hora, lo cual movía cada minuto la tabla y las combinaciones de los enfrentamientos próximos. Esa era una emoción “extra” que ojalá regrese… ¿O no?

Conclusión: LO BUENO APENAS VA A EMPEZAR