Con la tecnología de Google Traductor

ESTO es de tres

Antonio Moreno

17, noviembre 2023 - 4:57

Odio y respeto son cosas diferentes

1.- CENTROAMÉRICA
Todo empezó con un periodista.
Y me remonto a los años sesentas en que Manuel Seyde del periódico Excelsior, escribió sobre lo que representaba para la Selección Mexicana enfrentar a los rivales de Concacaf.
Dijo que el nivel de futbol que se practicaba ahí era malísimo, que solo pegaban, no conocían reglamentos y además “jugaban con balón cuadrado”.
Eso último desato la furia de las Federaciones aludidas y ni qué decir de sus aficionados.
En épocas muy diferentes a lo de hoy, los periódicos y la radio difundieron aquella ofensa y a partir de entonces nació la rivalidad con esa zona.

2.- HOSTILIDAD
Es así que desde esos años no ha desaparecido ese “odio deportivo”, que por cierto debería eliminarse del diccionario para quedar solo como “rivalidad”.
Pero es un hecho que las visitas de nuestro Tricolor a Honduras, El Salvador, Costa Rica e islas caribeñas como Haití no son un viaje más, ya sea en eliminatorias o mal llamados “amistosos”.
Y si no, que les pregunten a quienes hayan jugado ahí, pues queda claro que como país con todos hay buena relación y admiración mutua por temas como cultura, el arte, la comida y otras influencias. Pero tratándose de futbol la cosa cambia por completo.

3.- INTIMIDACIONES
Hoy por fortuna parece haber disminuido esa intensidad, pero sobra enumerar las provocaciones y maltratos en aquellos viajes. Incluso como periodista viví las serenatas para no dejar dormir, pedradas al autobús, campañas de animadversión, insultos al país en letanías que calentaban el ambiente en el sonido local y nada celebran más que ganarle al odiado y auto llamado “gigante de la zona”.
El mismo periodista Seyde también bautizó a los nuestros como “ratoncitos verdes” cuando ante todo esto algunos jugadores se asustaban con el entorno.
Nada me dará más gusto que para esta serie con Honduras por fin esa historia haya cambiado.

Conclusión: ODIO Y RESPETO SON COSAS DIFERENTES