Con la tecnología de Google Traductor

ESTO es de tres

Antonio Moreno

20, octubre 2023 - 6:00

Esto es de tres

1.- FUERON FINALES

La fecha 13 tiene 4 curiosidades.
Y es que una cuarteta de los compromisos pactados alguna vez fueron la gran final de Liga.
León y Toluca en 1975 cuando con tanto del ecuatoriano Italo Estupiñan los Diablos de Ricardo de León con Gassire, Matosas, Pereda, Medina y Eugui se impusieron a los Esmeraldas que también tenían un equipazo con Batocletti, Mantegazza, Guillén, Chepe Chávez y Salomone.
También el duelo entre Tigres y Cruz Azul tiene su historia en 1980 con aquella Máquina de Nacho Trelles que, con personajes de la talla de Miguel Marín, Nacho Flores, Mendizabal, Lugo, Montoya y “Chaplin” Ceballos le ganaron a la U de Nuevo León con figurones como Pilar Reyes, Gómez Junco, Tomás Boy, Barbadillo, Azuara y el Alacrán Jiménez.

2.- OTRA MAS…

Puebla y Chivas también disputaron una final por demás emocionante.
Fue la de 1982-83 y los de La Franja dirigidos por Manolo Lapuente empataron el global a dos goles en partidos de ida y vuelta teniendo que definir en el Cuauhtémoc y llegando hasta los penales.
El Guadalajara de Alberto Guerra contaba con hombres como Sergio Lugo, Quirarte, Madero, Rangel, Cisneros, Jaime Pajarito y Sammy Rivas entre otros.
Por su parte los poblanos tenían a Arturo Álvarez, “Mango” Orozco, Arias, Muricy, Toño de la Torre y el anotador del penal definitivo Luis Enrique Fernández. La verdad fue un juegazo.

3.- MAS RECIENTE

Aunque me podrán decir que “también ya llovió” tenemos más fresca la de Pumas y Monterrey.
La del Bicampeonato de los Universitarios dirigidos por Hugo Sánchez en 2004 que con gol de “Kikin” Fonseca consumó un año redondo para los de Azul y Oro pues seis meses antes también habían superado a las Chivas de Westerhoff.
Ahí en el juego definitivo en el “Tec” estaban Bernal, Verón, Beltrán, Pineda, Galindo, Leandro, “Jimmy” Lozano y Diego Alonso entre otros. Y con los Rayados, cómo olvidar a Rotchen, Luis Pérez, Oribe Peralta, “Cabrito” Arellano y el Guille Franco dirigidos por el “Piojo” Herrera.

Conclusión: RECORDAR ES VOLVER A VIVIR.