Con la tecnología de Google Traductor

ESTO y algo más. Pedro Peñaloza

Itzel Ubiarco

20, febrero 2015 - 10:32

20 febrero 2015. Pedro Peñaloza

LA GRAN DISPARIDAD ECONÓMICA

“El dinero no es nada, pero mucho dinero, eso ya es otra cosa”.
George Bernard Shaw.

ESTE fin de semana se juega el partido Pumas-América, cuya rivalidad en la cancha y en las tribunas supera en intensidad a la del Clásico Nacional frente a las Chivas. Para muestra, un botón, el equipo de Coapa tiene que seguir un protocolo específico de seguridad para arribar al estadio Olímpico en Ciudad Universitaria, el cual incluye la llegada en camionetas blindadas, ya que si el equipo azulcrema llegara con su camión oficial, corre peligro de ser agredido por la afición universitaria.
Por otro lado, los jugadores de ambos equipos saben muy bien que están en juego más de tres puntos, porque desde inicio de torneo las metas quedan muy bien establecidas para estos dos clubes, por un lado y obligatoriamente es calificar a la Liguilla, el otro objetivo es ganar todos los Clásicos, debido a que son encuentros que pueden ser un punto de inflexión en el ánimo del grupo y la afición. Perderlos significa aguantar críticas el resto del torneo, y por supuesto, las burlas del rival.
Ahora bien, se sabe que en este tipo de partidos la estadística de los encuentros anteriores, goles a favor o en contra salen sobrando. Por ejemplo, en el clásico de la temporada pasada Pumas traía una racha negativa y se encontraba fuera en ese momento de la zona de calificación, América estaba colocado en primer lugar con varios puntos de diferencia sobre su más cercano perseguidor. El resultado fue favorable para los de azul y oro en el estadio Azteca. Con esa victoria, el equipo de Memo Vázquez tomó un respiro y pudo jugar con más confianza, lo que al final significó su entrada a las finales.
Sin embargo, en este torneo podemos ver con mayor fuerza una variable que puede ser determinante en este partido, y esa es el costo de plantillas entre estos dos equipos. Sí, sabemos que en la cancha juegan 11 contra 11 y puede pasar cualquier cosa, pero debemos tener presente que en el mercado de transferencias invernal, una vez que quedó campeón, el América gastó una buena cantidad de dólares para conseguir a los delanteros más importantes de la Liga MX, trajo a Quintero y a Benedetto para acompañar a Peralta, además de que reforzó la contención y la defensa con Pellerano y Samudio, respectivamente. Con esto, no estamos diciendo que el equipo que gasta más sea el mejor, sino que las Águilas han conformado un grupo en el cual han desaparecido los jugadores jóvenes o formados en el club, es más, también son contados los futbolistas nacidos en México que participan regularmente. Por lo tanto, tenemos un conjunto de deportistas comprobados, experimentados y con un largo recorrido en las canchas. Con respecto a Pumas, el cuerpo técnico está echando nuevamente mano de canteranos, después de que la dejó varias temporadas en el olvido. Ahora les están dando minutos a jóvenes que poco a poco han venido ganándose su lugar.
De esta manera, observamos un contraste entre estos dos equipos muy marcado en cuanto al precio de sus jugadores, con lo que seguro costaron los ex santistas Darwin Quintero y Oribe Peralta se podrían comprar las cartas de la mayoría del plantel universitario.
En conclusión, el domingo veremos unos de los más desiguales Clásicos en la historia, es cierto que en futbol el resultado puede favorecer al más débil, sí, pero los dados están cargados para el equipo de Televisa, que cada fin de temporada ha venido gastando cada vez más, lo que ha provocado la elevación de los precios y una disparidad entre equipos. Si se siguen inflando los contratos de los futbolistas mexicanos, estaremos repitiendo el caso español, en donde unos cuantos equipos se llevan todos los torneos principalmente por sus ventajas económicas y los demás son simples acompañantes.
Algo Más. La Copa Libertadores ya está en marcha y esperemos que los equipos mexicanos no se guíen por el dinero y les importe más dejar un buen nombre en el futbol latinoamericano. Muchos equipos del cono sur desechan sus torneos locales por conseguir el trofeo continental más antiguo. Ojalá la Federación Mexicana también lo valore y dé privilegios a los que participan en él y no programe sus juegos con pocos días de descanso después de viajes larguísimos. Veremos.
pedropenaloza@yahoo.com / Twitter: @pedro_penaloz