Con la tecnología de Google Traductor

ESTO y algo más. Pedro Peñaloza

Itzel Ubiarco

15, agosto 2014 - 9:25

15 agosto 2014. Pedro Peñaloza

LA CRISIS EN EL PEDREGAL

“El hombre se descubre cuando se mide contra un obstáculo”. Antoine de Saint-Exupery

EL proceso fue difícil y complejo. Se necesitaron varios años, malas contrataciones, entrenadores inadecuados, representantes corruptos y un abandono total de la cantera, pero al fin lo han logrado, Pumas se encuentra en una de sus crisis más profundas de la historia y sin ninguna idea para resolverla.

Los universitarios han dejado de ser ese conjunto dinámico y ofensivo, lleno de jóvenes promesas del futbol mexicano, para convertirse en un equipo lento, defensivo y aburrido, que en su mayoría tiene jugadores viejos y extranjeros. Lo que siempre ha caracterizado a los del Pedregal es tener a un equipo joven que se alimenta de la cantera con algunos jugadores experimentados como columna vertebral para darle equilibrio al grupo.

El equipo universitario desde sus inicios formaba jugadores y los vendía a los conjuntos de Primera División, siendo éste su método para obtener dinero y seguir invirtiendo en los chavos, ya que no contaba con marcas patrocinadoras (fue el último equipo en incorporar marcas en su playera) ni grandes contratos televisivos. Sin embargo, a fines de los noventa esto cambió. Se empezaron a tener contratos con diferentes empresas (Banamex, Nike, Telmex, Televisa, etc.) y por fin se tuvo dinero para adquirir jugadores, principalmente extranjeros. De esta forma, se contrataron grandes futbolistas, pero se fueron descuidando las fuerzas básicas, ya no se necesitaban como antes. Aunado a este nuevo panorama, se empezó a formar una camarilla de entrenadores en Pumas que detuvo muchas generaciones de jóvenes futbolistas.

Este grupo de ex jugadores enquistados, comandado por Memo Vázquez, ha logrado que la cantera deje de producir jugadores.

Es más, anteriormente las fuerzas básicas de la UNAM normalmente llegaban a las finales en los torneos juveniles, ahora son las de Chivas, América, Atlas o Pachuca las que se disputan dichos campeonatos.

Con la nueva administración se contrató a Jorge Valtonrá al frente de las Fuerzas Básicas, el resultado fue el mismo.

Asimismo, desde hace varios torneos la escuadra felina se encuentra dominada en traspasos y contrataciones por un hombre, Guillermo Lara. Dicho promotor se ha vinculado con los descensos de Tigres (1996), León (2002), Veracruz (2008) y Necaxa (2009). Las malas contrataciones de Pumas se aprecian claramente con la llegada de Leandro Augusto, un jugador con muchas lesiones, que se encuentra al final de su carrera y que no era lo que necesitaba el equipo esta temporada, o que a pesar de tener varios lustros en decadencia se trae a José Luis Trejo de entrenador, el cual tiene ya un año con el quipo y cada vez se ve peor. Leandro Augusto y Trejo tienen algo en común, a los dos los representa Lara.

El principal obstáculo que enfrentan hoy los universitarios es la falta de un proyecto. Después de la caótica administración de García Aspe se volvió a contratar a Mario Trejo como vicepresidente deportivo. Con la nueva administración los Pumas se llenaron de jugadores extranjeros, argumentando que se necesitaban para darle experiencia al equipo y así poder salir de la mala racha. Después del partido insípido, donde los jugadores se mostraron desmotivados y con un gran desorden tanto en la defensa como en la delantera, vuelve a salir

Mario Trejo y quedando un limbo administrativo y otro proyecto truncado. ¿Qué hará el Club Universidad si no levanta el equipo? La crisis es estructural, no solamente cambiando entrenador se resolverá la problemática, pero para esto se necesita una planeación a largo plazo, con objetivos claros donde se vuelva a invertir en las fuerzas básicas, con entrenadores capacitados y en donde los promotores no definan el rumbo de la institución.

Algo Más.

En México se necesita disminuir las exigencias monetarias por parte de los equipos para que los jugadores puedan salir y participar en las mejores ligas. El caso de la venta de Raúl Jiménez es una excepción, caeríamos en un error si ponemos como parámetro dicha venta. Argentina tiene 935 jugadores en Europa, algunos se fueron baratos, otros no. Todo depende del jugador y de los promotores. Sin embargo, sabemos que en el país no se incentiva la venta de futbolistas a otras regiones y que preferimos importarlos. Lástima.

pedropenaloza@yahoo.com
Twitter: @pedro_penaloz