Con la tecnología de Google Traductor

ESTO y algo más. Pedro Peñaloza

Itzel Ubiarco

14, noviembre 2014 - 8:41

14 noviembre 2014. Pedro Peñaloza

MÉXICO CONQUISTA HOLANDA

”Caminante, no hay camino; se hace camino al andar”.
Antonio Machado
ATRÁS quedaron los complejos y los miedos. La mayor virtud que tuvieron los futbolistas de la Selección mexicana en la victoria contra Holanda fue haber enfrentado sin complejos a una de las mejores selecciones del mundo. Normalmente, sacar una victoria de suelo europeo era algo casi imposible en años anteriores. Pensar que se le podría ganar a los inventores del “futbol total” en casa, era ser demasiado optimistas. Sin embargo, lo vivido el miércoles en el Ámsterdam Arena, aunque no sustituye para nada la derrota en octavos en Brasil, es una buena señal para este inicio de proceso.
También, hay que destacar que con escasos días de entrenamiento, y con siete caras nuevas respecto a los hombres que estuvieron en el Mundial, el equipo jugó con mucho orden táctico. Algunos comentaristas se sentían preocupados porque Herrera había convocado muchos jóvenes en la defensa y pensaban que con la ausencia de Márquez y Moreno la selección se vería débil. Pero Miguel Herrera y Alanís cumplieron con creces su tarea, se vieron bien en el juego aéreo y seguros en las marcas. En el caso de los laterales, por el lado derecho Aguilar soportó la velocidad de Depay, un gran extremo jugador del PSV Eindhoven y máxima promesa del futbol holandés. Por el lado derecho, se vivió un enfrentamiento durísimo entre Aldrete y Arjen Robben. Al actual lateral del Santos le cayó la tarea más complicada, marcar a uno de los mejores extremos del mundo, y lo hizo con gran éxito, persiguiéndolo en todo momento y quitándole varios balones, aunque sabemos que a un jugador como Robben es casi imposible pararlo cuando viene con el balón controlado. Seguramente el “Piojo” se quedó con un buen sabor de boca con la prueba que le puso al joven Aldrete.
Ahora bien, Herrera y su cuerpo técnico encontraron ya a su media titular, con Vázquez en la contención y Guardado y Héctor Herrera por las bandas. Este tridente le da mucha seguridad y salida al equipo. Pero hubo una nueva incorporación en el esquema táctico de la Selección, con Diego Reyes en la contención ayudando al “Gallito”. Reyes fue fundamental para contener el ataque tulipán, ya que después de que cayó el primer gol mexicano, los holandeses, con la presión de estar en casa, se fueron con todo al ataque, y fue en estos momentos cuando el equipo mexicano se vio sobrepasado por la naranja mecánica, perdiendo la media y salvándose de varias jugadas peligrosas que los locales no supieron aprovechar. El jugador del Porto, que no desconoce la posición, se vio rápido en las coberturas ayudando mucho a los laterales. Con este esquema de dos contenciones, Guardado y Herrera podían ir con más seguridad al ataque y en el regreso no tenían tanta presión. De esta manera, los holandeses tuvieron un mayor desgaste, porque cuando perdían el balón en cancha contraria los medios y delanteros mexicanos alargaban la cancha generando espacios para los delanteros que fueron determinantes en el marcador. En este partido, el “Piojo” Herrera le ganó tácticamente al experimentado Guus Hiddink.
El parado del equipo fue fundamental para que Carlos Vela pudiera lucir en el ataque. En el primer gol, Héctor Herrera con una jugada de potencia logra quitarse al lateral holandés para dejar solo al delantero de la Real Sociedad, que al ver a la defensa contraria clavada en el área no dudó en disparar a portería, haciendo un gol sumamente parecido al que concretó el fin de semana pasado ante el Atlético de Madrid. En el segundo gol, nuevamente la defensa de la naranja al perder las marcas en el medio campo con una gran jugada entre Javier Hernández y el “Tecatito” Corona, fue aprovechada con un pase largo a Vela, quien con un control orientado perfecto pudo fusilar con un izquierdazo al portero Krull. Ya en el tercer gol, con una Holanda totalmente desconcertada y con un pase filtrado de Guardado al “Chicharito”, que como lo ha dicho Ancelotti en el Madrid “Javier es un jugador que sabe romper la línea de los defensas”, de esta manera, pudo entrar solo, llevándose al portero para dejar a los verdes con una ventaja de dos goles, suficiente para ganar un juego que fue competido los noventa minutos y que Holanda no pudo descifrar.
Si México quiere subir su nivel y dejar la mediocridad de la pasada eliminatoria, se hace necesario un calendario más competitivo, es decir, la Selección tiene que salir a enfrentar a los mejores equipos en sus canchas. Ir a Europa, Asia, Sudamérica, dejar el ostracismo de Estados Unidos. Aunque sabemos que las visitas del Tricolor al país de las hamburguesas llenan de dólares las arcas de la federación ¿Hasta cuándo se privilegiará lo deportivo sobre lo económico? Veremos.
Algo Más. La Comisión Disciplinaria de la Federación actuó correctamente al castigar por cuatro meses al vicepresidente del Pachuca, Andrés Fassi, por la broca que ocasionó en el estadio de Santos. Sin embargo, esta misma comisión actuó de manera intolerante y con falta de tacto al castigar al club León por las mantas en su estadio recordando a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa ¿Acaso en Holanda, país desarrollado, vetaron las protestas de los mexicanos en el estadio?