Con la tecnología de Google Traductor

ESTO y algo más. Pedro Peñaloza

Itzel Ubiarco

3, octubre 2014 - 8:55

03 octubre 2014. Pedro Peñaloza

LA IMPORTANCIA DEL ORDEN TÁCTICO
A Raúl Álvarez Garín

“La diferencia entre genialidad y estupidez es que la genialidad tiene sus límites”.
Albert Einstein

ESTA columna en un principio iba a estar dedicada a la situación de crisis que se vive en las Chivas y su peligrosa situación del descenso. Pero un evento espectacular a media semana cambió por completo la temática. Veamos.
El estadio Vicente Calderón fue testigo de la importancia que tuvieron el orden y la estrategia dentro de la cancha, en la victoria del Atlético de Madrid contra la Juventus. En estos tiempos, una evaluación del sistema de juego del rival y la táctica se hacen necesarias para distribuir equitativamente tanto desgaste físico para el jugador durante los largos noventa minutos. El saber cuándo atacar, a quién atacar y dónde situarse en la recuperación, son ahora conceptos básicos para cualquier club que se considere profesional. Aquel director técnico que no le dedique un alto porcentaje del entrenamiento al parado del equipo está condenado al fracaso.
Ahora bien, por un lado, teníamos al campeón de la Liga, el Atlético, que con un presupuesto mucho menor al de los clásicos dominadores del torneo, Barcelona y Madrid, se llevaron el largo campeonato español, todo gracias al trabajo en equipo y al coraje que les inyectaba el “Cholo” Simeone en cada partido. Por otro lado estaba al campeón del Calcio, la Juventus, el cual arrasó el torneo superando por gran margen de puntos a sus competidores. Por lo tanto, teníamos una final adelantada apenas en la fecha dos de la fase de grupos en la UEFA Champions League. El plato estaba servido.
Los “colchoneros”, sabiendo que el equipo italiano los superaba en velocidad y fuerza, decidieron esperar al rival en su cancha para evitar el desgaste. Sin embargo, esto no significó ser defensivo, no, sino cada vez que salían los tres defensas centrales de la Juve, los delanteros españoles sabían a quién presionar, obligando a los italianos a mandar pases comprometidos o balonazos (Mandzukic con Bonucci, Raúl García con Chiellini y Arda Turan con Cáceres). Esto hizo que el partido se volviera ríspido y con demasiadas faltas, debido a la gran disputa del balón.
Asimismo, cada escuadra contaba con el jugador que daba el ritmo y la pauta al defender y atacar. En los dirigidos por Simeone, toda la responsabilidad caía en el contención Thiago, el cual guiaba las líneas tanto defensivas como ofensivas. El campeón italiano pudo manejar a la férrea media del Atlético al poner al francés Pogba, gran trabajador, el cual recorría los dos lados de la cancha y fue puente para juntar al argentino Tévez y al delantero vasco Llorente.
Aunque únicamente hubo un disparo peligroso en todo el primer tiempo, el partido fue entretenido y el balón se disputaba con gran fuerza en cada centímetro de la cancha, porque los dos comprimían o alargaban a los equipos sin perder el orden, no hubo un minuto de tregua.
Al final, el Atlético le ganó la partida a la Juventus con una jugada muy apretada por la banda. Sin embargo, esta victoria fue producida porque los españoles le jugaron al “Catenaccio” a los de Turín. Expliquemos: Los italianos acostumbrados a defender y contraatacar se sentían por momentos perdidos con un rival jugando en su terreno. Así, los “bianconeri”, acostumbrados a destruir el juego del rival, tenían que ser ellos los que propusieran el juego. Así, el “Cholo”, gran conocedor del estilo de juego de los italianos, rompía con la estrategia del visitante y aseguraba su primera victoria del campeonato.
En otro orden de cosas, el gran encuentro y desgaste que tuvo todo el partido el delantero Mandzukic, bajando a defender cuando era necesario, reteniendo el balón o sirviendo de poste a sus compañeros, hizo casi imposible la entrada del delantero mexicano Raúl Jiménez a la cancha, porque, aunque no tuvo muchas oportunidades el croata, pareciera que siguió al pie de la letra las indicaciones de Simeone.
Apenas empieza este gran torneo europeo y ya vemos grandes encuentros. Seguramente las finales serán espectaculares. Mientras tanto, nuestro futbol se hace cada vez más tedioso y menos espectacular. Pocos encuentros son de comentarse, vemos chispazos y no regularidad. No perderían nada los entrenadores de la Liga MX con voltear un poco y saber lo que se está jugando en el Viejo Continente, sus parados de equipo y qué formaciones son las mejores. Se vale soñar.
Algo Más. La muerte de un jugador de los Avispones de Chilpancigo, de tercera división, puede atribuirse a un accidente, pero lo sí es cierto es que las condiciones en que viajan y tratan a los muchachos de divisiones inferiores de fuerzas básicas son vergonzosas y contrastan con la opulencia y los recursos que maneja la FMF y los equipos de Primera División.