Con la tecnología de Google Traductor

30, mayo 2024 - 6:00

┃ Miguel Ángel Mujica

Henry Martín tiene clara la jugada del penalti y aseguró que es más fácil demeritar al América / Foto: Luis Garduño

El penalti de Israel Reyes generó polémica porque fue la forma en la que se definió la final. Henry Martín, delantero del América, todavía se ríe cuando escucha que le regalaron el título a las Águilas.
La Bomba yucateca explicó que es más fácil demeritar lo que pase en el terreno de juego que aceptar que los cremas fueron el mejor equipo de la temporada.

Tal vez te interese: ¿Tuvo que ser anulado el penal a favor de América? Esto dicen los expertos en arbitraje

“Sabes lo que pasa, lo que pasa es que, en América, si gana, le quieren restar mérito de que le ayudaron los árbitros, lo ayudó el rival a veces, que no jugó bien el rival, pero nunca es porque nosotros hacemos las cosas bien, siempre es porque el rival jugó menos bien que nosotros o porque el árbitro nos ayudó, siempre es eso, nosotros hablamos dentro de la cancha y nada más”, contestó para ESTO.

El capitán crema estuvo cerca en la jugada que generó discusión. “Estoy en primer plano, pero es una jugada muy rápida, realmente en ese momento veo que le barren a Isra, lo toca, el movimiento de Rotondi, se lo lleva, le da en la pierna de atrás”.

Viéndola en repetición, no duda que sea pena máxima “es una jugada muy rápida, ya viendo en videos, se ve que lo toca con el pecho y eso evita que dé el paso, es difícil, porque si eres del Azul vas a decir que no es penalti, pero si eres del América vas a decir que sí es, es muy difícil dar una decisión y tal vez si fuese en contra, apelaríamos a que no, pero ya nos ha tocado vivir eso también, el que no nos marquen un penalti en una final, a favor y que no ganemos el campeonato, sabemos lo que significa, lo doloroso que es, por eso entendemos mucho a Cruz Azul”.

Martín pidió no olvidarse de la falta en el área que recibió en la ida y no se marcó. “Justo eso, decía que todavía tengo un edema, un morete, como le quieran decir, en el tobillo, y yo en el partido siento el pisotón, cuando quiero saltar. Además del pisotón, con sus manos me recarga. No es un empujón muy fuerte, pero son dos cosas en una misma acción. El árbitro argumenta que es accidental, que sí me pisa, pero que es accidental. Digo ok, los penaltis no son a propósito, son accidentales, la mayoría de ellos son accidentales, por querer evitar una situación de gol”.

Incluso, aclaró que, en el primer juego ante La Máquina, hubo decisiones que no les beneficiaron y ellos no lloraron. “Malagón no quiere tumbar a Antuna, quiere puntear la pelota, Antuna llega antes y se lo lleva, son accidentes, eso argumentaba en la cancha. No me lo marcaron y nosotros no nos quejamos, no salimos a hacer revuelo ni nada, nos centramos en ganar el siguiente partido y eso fue lo que hicimos, nosotros hablamos dentro de la cancha”.

La anotación del Bicampeonato, es la más importante de su carrera. “Sí, yo creo que sí, antes tenía el gol del Mundial, pero esto significa mucho más, para toda la gente, para mí mismo, lo que significó, sí, es el más importante de mi carrera”, concluyó.

¿América puede ser un equipo de época? Henry Martín respondió

La dinastía del América recién comienza. El Bicampeonato es el primer paso para forjar un equipo de época. Las Águilas vuelan más alto que cualquier equipo de la Liga MX y eso los hace soñar con convertirse en leyendas.

Alfredo Tena, Cristóbal Ortega, Héctor Miguel Zelada, Daniel Brailovsky y compañía, forjaron la grandeza del club en los 80’s, los múltiples títulos que levantaron hicieron al cuadro de Coapa lo que es ahora. En la actualidad, Henry Martín, capitán y goleador de los amarillos, quiere escribir su nombre entre esos legendarios personajes, sabe que es momento de concebir un club que gane más campeonatos que en el periodo dorado de la institución.

“Nuestra mentalidad e idea es ser el mejor equipo de América que ha existido en la historia”, comenzó Martín para ESTO. “Queremos serlo, queremos conseguirlo y sé que estamos por buen camino, pero es poco a poco. No podemos pensar que ya lo somos, no podemos pensar que pronto lo vamos a ser. Es un camino largo, un camino que nos va a costar, pero con la mentalidad de los compañeros, con la mentalidad de la institución, la mentalidad del cuerpo técnico, podemos conseguirlo”.

La Bomba yucateca, en el césped que lo ha visto muchas veces campeón, ve las bases sólidas, sobre todo por la unión que hay con los aficionados, aquellos que los han levantado en los momentos más complicados de la campaña. “Sí, totalmente, si hubiésemos, bueno, el hubiera no existe, pero cuando perdimos la oportunidad de llegar a la final de la Concachampions se habló que este equipo estaba muerto, que este equipo no daba para más. Nos costó muchísimo, muchísimo levantarnos de ese duro golpe, porque era un objetivo que teníamos desde el primer momento que empezó el torneo. Desde enero, nos trazamos ganar dos campeonatos, la Concachampions y la Liga. Perdimos la Conca y nos dolió mucho, pero la gente siempre estuvo ahí”.

Henry narró la forma en la que le pusieron el pecho a las balas para llegar al título, pese a la desilusión del torneo internacional. “Tuvimos muy poco tiempo para levantarnos y darle vuelta a la página porque en pocos días ya teníamos la Liguilla, sin embargo, jugando feo, con trabajo, muy complicados partidos, fuimos pasando, nos fuimos fortaleciendo físicamente, mentalmente, emocionalmente y conseguimos el título, eso no es fácil y la mentalidad que tuvimos que tener para conseguirlo es lo que hablan de la grandeza de este título y de lo que podemos hacer”.

Mandó un mensaje a todos aquellos que piensan que les regalaron los dos títulos que sumaron a su palmarés. “Un Bicampeonato no puedes decir que fue regalado. Ganar dos títulos seguidos y que te regalen las cosas, imposible. Uno a lo mejor, pero dos, es imposible, nosotros hablamos dentro de la cancha y ganamos un bicampeonato justamente. Por nosotros, por nuestra gente y por nuestra afición”.

No se olvidó de aquellos que los respaldaron en los momentos más difíciles y los que apoyaron pese a la eliminación en Copa de Campeones de Concacaf. “A la gente sólo decirles que muchas gracias. No hay palabras para agradecer el apoyo que nos dieron en todo momento, porque lo necesitábamos. En otro momento, contra Pachuca, faltando pocos minutos y apunto de estar eliminados, nos hubiesen abucheado, nos hubiesen dado la espalda, pero esta vez fue diferente. Creo que ellos sintieron la necesidad que nosotros sentíamos. Necesitábamos cariño, necesitábamos que nos arropen y que nos apoyaran por el duro golpe que habíamos sufrido hace unas semanas”, dijo y les dio el crédito por el título “lo comprendieron, lo entendieron, lo hicieron y hoy estamos celebrando un bicampeonato, muchísimas gracias”, sentenció.

¿Qué objetivos tiene Martín con la Selección Mexicana?

Con 31 años de edad, Henry Martín mantiene la ilusión de hacer más historia con América y la Selección Mexicana. El capitán de las Águilas se plantea como objetivo buscar la mayor cantidad de goles con los Azulcremas en busca de igualar o hasta superar al máximo goleador en la historia y que sea gracias a ese logro que pueda volver al Tricolor.

Luis Roberto Alves Zague marcó 188 goles como atacante crema. La Bomba yucateca, actual número seis del ranking de goles amarillos, tiene 103. Nadie le quita el sueño de ser el mayor romperredes. “Cuando llegué, nunca pensaba alcanzar a ninguno. Ni siquiera pensaba cuántos goles llevaba hasta que empecé a llegar a los 80, ochenta y tantos. Cuando vi que era posible meterme entre los grandes goleadores, me di cuenta de lo importante que era. Antes no tenía ni idea, ahora estamos en la misma situación, pensar en los 150, en los 160 goles es muy difícil, pero tiempo hay, ganas tenemos, ilusión tenemos, el apoyo de la afición la tenemos. Es cuestión de salir a la cancha y seguir haciendo lo que hasta ahora”, explicó a ESTO.

Sabe que la entrega debe de estar siempre por la exigencia de los seguidores emplumados. “Orgulloso de lo que he hecho, de lo que es este equipo. Cuando llego acá, no me esperaba para nada esto, para nada. Sabía que la afición es exigente, te pedía siempre, si tienes 10 partidos buenos y uno malo, te van a exigir. Siempre tienes que estar al límite acá, yo lo sé, y no me esperaba llenar esos zapatos que ellos necesitaban, que ellos pedían. Hoy, me siento orgulloso, honrado, es un honor que la gente me apoye, que la gente cante mi nombre, que las leyendas hablen de mí. Yo creo que todavía falta, por suerte tengo un nuevo contrato, bastante tiempo más, para hacer grandes cosas, que aquí, sólo se celebran títulos”.

Con la cabeza clara, la Selección continúa en su horizonte. “Esperemos que sí, yo nunca, nunca le cierro la puerta a la Selección. Para mí es un honor, un honor poder representar al país, poder representar a toda la gente. Es el único equipo que reúne y que junta a todos los equipos del país, a toda la gente del país, es el único, es lo que quiero, que México llegue lo más algo, que podamos conseguir cosas increíbles para el país”.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Además, les deseó suerte en Copa América. “Pues ojalá que les vaya bien, que hagan un gran torneo, que les vaya muy bien y de mi parte, pues daré todo para volver. Lo repito, yo nunca le cierro las puertas a la selección. Es un orgullo y un honor estar. Ahora me toca apoyar desde otro lado y lo voy a hacer con toda la ilusión de apoyar a mis compañeros”, remató.