Con la tecnología de Google Traductor

19, mayo 2024 - 17:25

┃ Guillermo Abogado González

Indiana Pacers se impuso ante los Knicks y se clasificarón a la final foto_ Reuters

Mientras que para los Knicks fue un suplicio la serie a causa de las distintas lesiones, todo le salió a Indiana Pacers que este domingo en el séptimo y decisivo partido se quedó con la victoria 130 a 109 para acceder a la Final de la Conferencia Este, donde se medirán a Boston Celtics, la mejor franquicia de la campaña en la NBA.

te podría interesar: La carrera por el MVP de la NBA: cuatro estadounidenses en busca del galardón


Los Pacers fueron los menos culpables de lo que les sucedía a los neoyorquinos conforme pasaron los partidos. Los de la Gran Manzana llegaron a estar 2-0 en la serie y luego 3-2, pero al final todo quedó en manos de la franquicia de Indianápolis con sus triunfos en el sexto y séptimo duelo.

New York Knicks tuvo muchas ausencias

Indiana se aprovechó del último martirio de los Knicks en el Madison Square Garden. El estelar de Nueva York, Jalen Brunson terminó lesionado y no pudo disputar parte del tercer y último cuarto, mientras que los “tocados” OG Anunoby y Josh Hart lo intentaron, pero sin evitar el descalabro en casa. En el aire quedara el qué hubiera pasado su toda la maquinaria de los neoyorquinos hubiera estado sana.


Pacers y Knicks ya se habían enfrentado en semifinales anteriormente

Se repitió la historia, en 1995 ambos equipos protagonizaron el séptimo juego para definir una semifinal también en el Madison Square Garden y Pacers salió avante. Aunque en esta ocasión lo hizo con récord de puntos impuesto. Los manejados por Rick Carlisle encestaron 130 unidades en lo que es la máxima puntuación de un equipo visitante en un séptimo juego de playoffs en la historia de la NBA.

Desde el primer episodio los de Indianápolis marcaron la diferencia con un encendido Tyrese Haliburton y compañía para tomar ventaja de 15 puntos en parte gracias a siete triples encestados. El 39-27 tempranero encaminó a la visita a la victoria contra un cuadro local que a lo largo del choque solo tuvo una vez la ventaja cuando en el amanecer se puso 5-2.

En la última acción antes del descanso, Pascal Siakam protagonizó un extraordinario bloqueo a Brunson y Pacers se fue al entretiempo 70 a 55. Aunque en la batalla de los puntos hechos en la pintura estaba equilibrada, en los disparos desde el perímetro se marcó la diferencia, 8 de 12 para Indiana. Sin dejar de lado el sobresaliente 76 por ciento de efectividad en sus tiros de campo.


Los Knicks fueron reconocidos por su esfuerzo

Knicks quiso, pero no pudo, sacó la casta para recortar distancias con el empuje de su afición y con un Donte DiVicenzo despabilado y comandando el ataque local. El 77-70 daba esperanza a los de casa. No obstante, las ausencias y lo mermado de la plantilla comenzó a surtir efecto hasta la salida por lesión de Brunson para poner fin a las aspiraciones con el último cuarto por delante, el cual sobrellevó Indiana.
Haliburton terminó líder en Indiana con 26 puntos, mientras que DiVicenzo lució con 39 unidades en New York, pero fueron insuficientes. El presente aplaudió a los de casa sabedores del esfuerzo hecho pese a los inconvenientes sufridos.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas