Con la tecnología de Google Traductor

Mira

31, marzo 2024 - 9:09

┃ José Ángel Rueda

Santi Giménez no marcó gol ni asistió Foto_AFP

Con el mexicano Santi Giménez presente durante 80 minutos, Feyenoord protagonizó una espectacular remontada para imponerse 4-2 al Utrecht. El cuadro de Rotterdam perdía 0-2, sin embargo, una reacción bravía les permitió llevarse la victoria y recortar a siete la distancia del PSV en el liderato de la clasificación.

Te podría interesar: Borussia Dortund se llevó Der Klassiker y el Bayern Múnich se aleja del liderato

Consciente de que sus rivales por el título habían perdido puntos el sábado, el Feyenoord saltó al campo con la ilusión de recortar distancias en la lucha por el campeonato. Más allá del ímpetu, los nervios les jugaron en contra y protagonizaron un inicio de pesadilla. El reloj no marcaba ni los dos minutos cuando Boussaid silenció la grada con un potente disparo cruzado. El balón ingresó pegado al palo, imposible para el arquero.

Ya en desventaja, el Feyenoord trató de responder de inmediato, y cerca estuvo de hacerlo en un mano a mano de Giménez, pero una oportuna barrida desvió su disparo y ahogó el grito de gol. La serie de desventuras para los locales aumentó pasada la media hora, cuando Lammers aumentó la renta desde los once pasos.

SANTI GIMÉNEZ NO COLABORÓ EN LA REMONTADA DEL FEYENOORD

En un abrir y cerrar de ojos, el Feyenoord se vio abajo en el marcador por dos goles. Lo que parecía una misión imposible, sin embargo, se convirtió en un duelo a toma y daca cuando Igor Paixao remató desde tierras lejanas y puso el balón en el ángulo para poner el descuento, al minuto 36.

La rápida reacción le permitió a los de Rotterdam afrontar con más tranquilidad el segundo tiempo, conscientes de que solo un gol bastaba para regresar al partido. La suerte que le había dado la espalda al principio del partido le sonrió en el complemento tras un autogol de Óscar Fraulo que les permitió empatar las acciones al 65. El gol fue un golpe demasiado duro para el Utrecht y la zaga, tan atenta hasta entonces, se desfondó.

Como un fiel protagonista de la frase que apunta que un caballo que alcanza siempre termina ganando, los locales apuraron el trámite y al 71 Hanckco puso el tercero con un potente remate dentro del área que se coló en el ángulo, y finalmente fue Leo Sauer quien no falló en el mano a mano al 85 para poner números definitivos.

Ya en la pelea por el título, PSV suma 72 unidades, por 65 del Feyenoord. Aunque la batalla casi está perdida, los de Rotterdam aún mantienen una ligera esperanza de defender su corona.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí