Con la tecnología de Google Traductor

Mira

3, marzo 2024 - 9:41

┃ José Ángel Rueda

El mexicano terminó con su sequía goleadora en liga / Foto: Reuters

A falta de 10 jornadas para el final de la Eredivisie, el PSV se mantuvo firme en su afán de defender el liderato y en un férreo partido, vino de atrás para rescatar el empate 2-2 ante el Feyenoord, su principal perseguidor. El equipo de Rotterdam se había ido al frente con un gol de Santiago Giménez, sin embargo, los locales reaccionaron pronto para igualar la pizarra y mantener los 10 puntos de ventaja en la clasificación.

Tal vez te interese: Edson Álvarez marcó un golazo ante el Everton en uno de sus mejores juegos con el West Ham

Como ya se esperaba, el partido entre los dos mejores equipos de los Países Bajos fue sumamente parejo. El Feyenoord llegó a Philips Stadion con la sensación de jugarse su última carta en la intención de defender su corona. Lamentablemente para la causa de los dirigido por Arne Slot, el ánimo previo se vino abajo muy pronto cuando Malik Tilman puso el primero para el PSV apenas al minuto 4. El atacante de los granjeros se enfiló al marco tras una buena jugada individual y definió sin apuros ante la salida del arquero.

El gol tempranero alimentó la esperanza de los locales de mantener el invicto y ampliar la ventaja en la tabla general, en lo que representaba un golpe casi definitivo. El Feyenoord acusó el golpe y la tensión en su juego era evidente, con pocas variantes para generar peligro. Aún así, Santiago Giménez logró encontrar una oportunidad dorada tras ganar la espalda de la defensa en un despeje del arquero. El delantero mexicano se enfiló en el mano a mano, sin embargo, el arquero achicó bien para negarle la gloria.

El guion del partido estaba mandado a hacer para el “Chucky” Lozano, cuya velocidad encontró espacio. El mexicano se vio participativo, pero sus pocos remates salieron a las manos del portero.

Cuando parecía que el PSV tenía todo controlado, al minuto 22 llegó el error que equilibró el partido. Minteh apretó a Boscagli en la salida y robó el balón para mandarlo a guardar. El empate apretó aún más las acciones y picó el orgullo de los granjeros, quienes se fueron al frente en busca del gol que les volviera a dar la ventaja. Muy cerca estuvo Tilman de conseguirlo, en un remate que pegó en el palo.

SANTIAGO GIMÉNEZ SE REENCONTRÓ CON EL GOL

También estuvo cerca Schouten, al mandar un disparo cruzado que se fue apenas desviado. Ya en la parte complementaria, el Feyenoord realizó algunos ajustes y logró generar peligro con mayor frecuencia, sobre todo en los pies de Santi. El mexicano impuso su físico y apenas al 46 encontró posición de disparo, aunque el balón una vez más salió al bulto. Poco más tarde, Geertruida y Wieffer se quedaron muy cerca de marcar, sin embargo, Benítez atajó bien en el fondo.

Las llegadas llenaron de ímpetu a los visitantes, quienes finalmente se fueron al frente al minuto 61, tras un gran pase de Geertruida, que dejó solo a Giménez. El mexicano no tuvo más que empujar la bola para mandarla a guardar y romper una sequía de seis partidos sin marcar en la competición doméstica.

Lamentablemente para su causa, la felicidad les duró poco. Diez minutos más tarde, Guus Til igualó los cartones con una gran definición. El atacante, recién ingresado, aprovechó una asistencia de lujo por parte de Luuk de Jong para rescatar el empate. A pesar de la necesidad, al Feyenoord le faltó vértigo para buscar en los últimos minutos una victoria que los habría dejado a siete puntos del PSV en la clasificación.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

El marcador ya no se movió. La sensación es que la liga neerlandesa ha quedado definida. No tanto por las jornadas que faltan, sino por la solidez del PSV, quien mantuvo el invicto con 21 victorias y tan sólo tres empates.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí