Con la tecnología de Google Traductor

Mira

28, febrero 2024 - 11:16

┃ Elihu Llano

Randy Orton enfrentaría a Logan Paul en WrestleMania / Foto: Cortesía WWE

Debido al ataque de Logan Paul a Randy Orton que le costó perder la Elimination Chamber ante Drew McIntyre y, por consiguiente, una oportunidad titular ante Seth Rollins, han empezaron a rumorearse versiones sobre un posible combate entre el influencer y la víbora en el magno evento por la presea de los Estados Unidos.

TAL VEZ TE INTERESE: Brock Lesnar vs Goldberg: el choque de colosos que resultó en un fracaso por boicot de los fans

En la Elimination Chamber, seis luchadores tuvieron la oportunidad de ganarse una lucha ante Seth Rollins por el campeonato de peso completo. Los dos finalistas fueron Randy Orton y Drew McIntyre, y cuando el primero de los mencionados aplicó su RKO sobre el escocés, de inmediato fue noqueado por Logan Paul. Esto fue suficiente para que Drew le hiciera la cuenta y se llevara la victoria.

Ante esto, se ha empezado a rumorear una posible contienda entre el youtuber y Randy en el magno evento. Ninguno de los dos tiene todavía un rival fijo para WrestleMania, por lo que cada vez ´parece más posible la posibilidad de que estos dos colisionen en Philadelphia.

Randy Orton se sincera sobre su lesión: “no podía ni ir al baño”

Para Sports Illustrated, Randy Orton confesó la dificultad que tuvo para poder caminar y mantenerse de pie a raíz de su lesión en la espalda que lo mantuvo alejado de los cuadriláteros por 18 meses. El 14 veces campeón mundial no sólo no podía luchar, sino que incluso no podía ni pasar tiempo con su familia por el dolor.

“Cuando llevé a mis hijos a pedir dulces en Halloween (2022), tenía que sentarme entre casa y casa. No podía estar de pie tanto tiempo”, confesó.

La víbora empezó con dolores de espalda a finales de 2011, cuando rebasó los 30 años de edad. Los médicos incluso le sugirieron no volver a luchar pero él se mantuvo firme en su postura, hasta que después de acudir con varios especialistas, logró el alta médica y aumentar su peso a 107 a 120 kilos por trabajos de gimnasio.

“Mi columna estaba tan dañada que ninguna inyección iba a ayudar. Cada vez que se extendía mi columna, se deslizaba y presionaba los nervios. No podía sentarme e ir al baño sin que el dolor me entumeciera los pies. A veces me movía y terminaba en el suelo, concluyó.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí