Con la tecnología de Google Traductor

11, febrero 2024 - 14:50

┃ José Ángel Rueda

Orbelín Pineda completó los 90 minutos del encuentro Foto_@A.E.K Athens

De último minuto, el PAOK le arrebató la gloria al AEK de Atenas. El equipo en el que milita el mexicano Orbelín Pineda ganaba por la mínima en casa enemiga, sin embargo, los locales lograron anotar sobre el final, un gol que no solo les permitió rescatar el empate 1-1, sino también conservar el liderato en la Súper Liga de Grecia, momentáneamente en manos del AEK.

Te podría interesar: Jaime Lozano estuvo presente en la humillante goleada del West Ham de Edson Álvarez

Lo apretado de la contienda fue un fiel reflejo de la actualidad de ambos equipos. El PAOK llegó al encuentro como líder de la competición con 50 unidades, mientras que el AEK de Atenas, con 48 puntos, tenía la oportunidad de asaltar la parte más alta de clasificación, una oportunidad inmejorable.

Como era de esperarse, en el encuentro reinó la tensión. El miedo a equivocarse era mayor a las ganas de arriesgar y el primer tiempo estuvo repleto de oportunidades poco claras. Más allá de eso, el mexicano Orbelín Pineda mostró su calidad al darle dinámica al equipo dirigido por el argentino Matías Almeyda.

Luego de 45 minutos en los que el gol brilló por su ausencia, el partido reservó las emociones para la segunda mitad. El AEK de Atenas encontró la claridad en los pies del “Maguito”, quien, al minuto 47, habilitó con un balón a profundidad a Levy García. El atacante de Trinidad y Tobago tuvo la claridad para ceder la bola para que Eliasson definiera con el marco vacío.

EL PAOK LE EMPATÓ DE MANERA AGÓNICA AL AEK ATENAS

El tanto fue un duro golpe para el PAOK, sobre todo porque en esas instancias del partido le había costado tener claridad para generar peligro en el marco rival. Poco a poco, sin embargo, encontró la manera de inclinar la cancha y a pesar de los movimientos de Matías Almeyda para controlar el vendaval, el hecho de estar a tan solo un gol de empatar el partido le dio fe para irse al frente.

Ya en la recta final del encuentro, al minuto 89, el PAOK encontró la recompensa en una pelota a balón parado. Taison mandó un centro peligroso al corazón del área que Kedziora mandó a guardar, ante la impotencia del arquero y en general de todo el equipo ateniense.

El AEK disfrutó por poco más de media hora las mieles del liderato, sin embargo, el empate lo relegó hasta el tercer lugar de la tabla general, por debajo del PAOK y del Panathinaikos.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí