Con la tecnología de Google Traductor

6, febrero 2024 - 9:59

┃ Elihu Llano

Davide Moscardelli fue rechazado por no quererse afeitar la barba / Foto: IG Moscardelli

Desde que comenzó a jugar con un balón cuando era niño, Davide Moscardelli tuvo la meta de ser futbolista de la Roma de la Serie A y estar junto a Francesco Totti. Aunque tuvo el talento necesario para hacerlo, su barba y conducta fueron un impedimento para que tanto en Italia como en otros clubes de élite en Europa, nunca se le fichara.

TAL VEZ TE INTERESE: ¿Cristiano junto a Hugo Sánchez? El día que el portugués llamó ‘leyenda’ al Pentapichichi

Nacido en la ciudad de Mons, Bélgica, Moscardelli fue hijo de militares italianos que residían cerca de la provincia de Henao, pero que al poco regresaron a su país de origen. Davide empezó a buscar oportunidades en clubes de segunda y tercera división, y aunque los visores lo aceptaban por la capacidad de drible y juego entre líneas, lo terminaban por despedir por “ser individualista y obligarlo a defender por sus estilos tácticos”.

Davide Moscardelli tuvo que llegar hasta la séptima división de Italia con el Romuela para poder tener una oportunidad de jugar libremente como a él le gustaba. Su propósito era llegar a la Serie A y que la Roma lo sumara a sus filas para poder jugar al lado de Totti, su ídolo de la infancia. Tras varios años de residencia en el país, el jugador adquirió el pasaporte pero nunca fue convocado a Selección. En cambio, los Belgas sí requirieron de sus servicios, pues querían apuntalar el ataque con él junto a la generación de Kevin De Bruyne y Lukaku, pero los directivos le pidieron que se afeitara la barba porque los rivales podrían jalarla y derribarlo.

El rechazo de Davide Moscardelli a la Selección de Bélgica ¡por su barba!

Este fue motivo suficiente para que Moscardelli rechazara la oferta. De hecho, el atacante no se rasura desde el 2013 y hasta al fecha no se arrepiente de ello. Motivo de ello fue que se ganó el apodo de “la barba más popular del futbol”. Davide siguió con goles en casi cada partido que jugaba, pero aunque sus compañeros creían que él tenía nivel para llegar a la élite del futbol europeo, ningún club quiso ficharlo por su negación a defender y tener que jugar colectivamente (Moscardelli estaba acostumbrado a quitarse a dos o tres hombres de encima para definir por él mismo).

Su oportunidad llegó en 2004 con el Triestina de la Serie B en Italia. Sin embargo, enfrentó el mismo problema: el no querer defender. Moscardelli terminó por desesperarse y decidir que solamente jugaría para él y en la división que fuera. Gracias a esto, no debutó en primera división hasta el 2013 con el Chievo Verona, pero aunque al fin había cumplido una de sus metas, lo hizo con más de 30 años, por lo que no logró destacar como pudo haberlo hecho hace 10 años.

Davide jugó en 15 clubes diferentes en los que anotó 219 veces. La última oportunidad de su vida fue en 2021 cuando Francesco Totti lo reclutó para su equipo regional de Fut 8 ‘Totti Sporting Club’. Moscardelli logró cumplir su sueño de jugar al lado del multicampeón con la Serie A, pero también es recordado como uno de los jugadores más habilidosos que nunca fue descubierto por los clubes grandes de Europa.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí