Con la tecnología de Google Traductor

31, enero 2024 - 23:07

┃ Álvaro Zaldaña

Pumas y Necaxa empataron a dos goles. Foto: Luis Garduño

Necaxa se hizo respetar en Ciudad Universitaria. Los Pumas le jugaron a los Rayos como si de un sotanero de tratara y les salió barato al solamente empatar 2-2 como locales. El equipo de Lema exhibió la falta de atacantes entre lesiones y bajones de nivel, y ahora la opción de Leo Suárez ya no es tan descabellada.

TE GUSTARÍA: Aficionados de Pumas advierten a Leo Suárez: “Se tiene que matar todos los partidos”

Entre los aficionados locales existió una duda:

¿Pumas debía ser favorito por el simple hecho de enfrentar a Necaxa o no deberían confiarse ante los invictos hidrorayos?. Rápidamente el conjunto de Aguascalientes les hizo el favor de resolver la incógnita con un par de aproximaciones con cierta importancia. donde Julio González se vio obligado a reaccionar.

Similar al encuentro que tuvieron ante América. Los Rojiblancos optaron por un juego ríspido y buscaron en todo momento detener tanto a Piero Quispe como a César Huerta. Los jugadores más inquietos de los locales en los primeros minutos.

El plan le salió a Necaxa hasta que Pumas entendió que debían saltar la línea en vez de jugar por tierra. Fue entonces cuando los 1.90 centímetros y los 87 kilogramos de Guillermo Martínez fueron vitales. El delantero auriazul se encargó de bajar a sus compañeros toda clase de envíos, sin embargo, aún le faltó el toque final para convertir por primera vez como felino.

“Memote” estuvo muy cerca de estrenarse en el Clausura 2024, pero su cabezazo pasó a centímetros del arco defendido por Ezequiel Unsain. Pero el tan anhelado gol llegó finalmente gracias a Ulises Rivas, quien aprovechó el rebote que dejó el disparo de Salvio al poste.

La lluvia de emociones llegó en el complemento. Adrián Aldrete cometió un error infantil en el retraso del balón y Édgar Méndez solamente tuvo que definir ante González para el empate.

Pumas retomó la ventaja con una palomita Lisandro Magallán, primer tanto del defensor con el jersey auriazul, pero otro error en la defensiva, esta vez de Pablo Bennevendo, colocó la igualada nuevamente con pase de Méndez a José Paradela.

Ante la inoperancia ofensiva, Gustavo Lema dio ingreso a Carlos Gutiérrez y Robert Ergas, y fue este último quien provocó la expulsión de Jair Cortés. Los Pumas aprovecharon para asfixiar en los últimos minutos, pero entre atajadas increíbles de Unsain y fallas de los delanteros a centímetros del arco, el partido terminó en empate.

Los Rayos mantienen su calidad de invicto en cuatro jornadas con el cuarto escalón general. Mientras que los universitarios ocupan el quinto sitio por debajo de ellos en el quinto lugar con 7 puntos.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí