Con la tecnología de Google Traductor

9, diciembre 2023 - 4:05

┃ Rubén Beristáin / ENVIADO

La tortillería más Tigre del mundo se encuentra en Nuevo León. FOTOS: Ramón Romero | ESTO

San Nicolás de los Garza.- La pasión por un equipo simplemente no conoce ningún tipo de límites. En Nuevo León se han caracterizado por un amor incomparable hacía los equipos norteños, especialmente con Tigres, que es uno de los actuales semifinalistas del Apertura 2023 y que lleva ventaja sobre Pumas para disputar una final más en su historia.

TE RECOMENDAMOS: ¡Clientazos! Tigres mantiene el dominio sobre Pumas desde hace casi una década

Por la colonia Estrella, a unos tres kilómetros del Volcán, se encuentra un negocio muy colorido que no pasa desapercibido para cualquiera que recorra sus calles. Se trata de una tortilleria con temática del conjunto felino, el más ganador de la Sultana del Norte, una frase que le da la bienvenida a todo aquel que guste comprar el producto más nacional de nuestro país a 25 pesos el kilo: la inigualable tortilla, además de salsa y frijoles para acompañar.

El señor Francisco Javier González le abrió su negocio al Diario de los Deportistas y afirmó que es muy grato tener algo tan único. “Aquí empecé a trabajar en el 2000 y primero pintamos una barda, luego un cuarto hasta que después fue toda la casa está tapizada. No lo tenía pensado, todo se fue dando para tener esta tortilleria. Este es el equipo de mis amores y por eso se decidió así”, dijo con gran entusiasmo, mientras mostraba su hogar, tapizado con los colores auriazules.

El lugar tiene varias particularidades y distintas frases. Desde el “Zona Tigre”, “Nunca voy a dejar de amarte y el” Ni chico, ni grande, solo Tigres”, es lo que adorna el lugar. Además de ventanales con los jugadores favoritos del dueño del negocio como Tomás Boy, Abuelo Azuara, Pastor Lozano y Pilar Reyes, y otros más actuales como Damián Álvarez, Cuqui Silvera, Héctor Mancilla, Nahuel Guzmán, André-Pierre Gignac y por supuesto el director técnico Ricardo Tuca Ferretti.

“Desde niños nacimos Tigres, poco a poco nos fuimos enamorando del equipo. Yo desde niño me iba caminando al estadio. Le pedía chance a los adultos de que me metieran porque había promoción de un niño gratis con un adulto. Y así nos metimos”, narró sobre cómo inició su pasión por los felinos. “¿Qué se siente? Una felicidad inmensa y que no tiene nombre. Me tocó vivir la etapa del descenso y ahora son puras alegrías, gracias a Dios, yo siempre hago oración para que le vaya bien a mi equipo”, añadió.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

El señor González remodela cada año y toda su casa tiene espacio para algo nuevo del conjunto ocho veces campeón del futbol mexicano. Incluso su hijo que nació hace siete años que se llama “Sergit”, el nombre de Tigres, pero al revés.

Ahora los universitarios pueden bordar una estrella más en este torneo, pero nada está adelantado para pintarla. “Hasta que no pite el árbitro. Si se gana ya hay planes de cómo le vamos a poner”, finalizó.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí