Con la tecnología de Google Traductor

1, diciembre 2023 - 12:12

┃ Arturo Méndez /ENVIADO

El Centro Histórico de Bogotá es un lugar espectacular. FOTO: Arturo Méndez | ESTO

Bogotá, Col.- La Candelaria, así le conocen los locales al centro histórico de la capital colombiana. El recuerdo de aquel pequeño poblado con el que inició la rica historia de la ciudad aún se conserva entre sus calles estrechas y empinadas pobladas de tejados y edificaciones coloniales.

TE RECOMENDAMOS: Arcángel será juez en Red Bull Batalla Internacional en Colombia

A los pies de los cerros orientales, entre las calles 1a y 34 se concentra el punto medular de esta urbe con más de 11 millones de habitantes. Para apreciar La Candelaria hay que estar muy atentos a la infinidad de detalles que la visten: balcones, zaguanes, viejas puertas emblemáticas y desde luego sus habitantes, los “rolos” y “cachacos”. Los primeros hijos de padres nacidos en Bogotá, los segundos, foráneos que vinieron a poblar la ciudad provenientes de otros distritos.

Es una zona en la que se conjuntan diversas épocas y estilos arquitectónicos. Sus edificios guardan una gran historia, ya que varios de ellos son los pocos que sobrevivieron al famoso ‘Bogotazo’ el 9 de abril de 1948.

Además de encontrarse una gran variedad de comercio, la mayor parte de hospitales públicos y lugares exóticos están allí. Asimismo, una enorme cantidad de población se aferra a vivir en sus calles. Esa inapreciable variedad de circunstancias, un remolino de cultura y diversión mantiene sus hogares en el lugar.

Decenas de palomas y comerciantes pasean día con día por la Plaza de Bolivar, la plancha de cemento más emblemática de Colombia. Sobre ella están la Catedral de la época colonial y el Capitolio Nacional con un particular estilo neoclásico, edificaciones que custodian el punto de reunión.

La fundación de la ciudad es incierta, las leyendas contadas describen que por allá de 1538 Gonzalo Jiménez Quezada fundó los cimientos de lo que hoy se conoce como Bogotá. Esas callecitas de piedra que parecen llegar al cielo han visto pasar la historia del país. Se concentran cerca de 500 instituciones o grupos artísticos, museos, centros de investigación, además de teatros, bibliotecas y universidades.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

La amabilidad de la gente arropa a cualquier foráneo. Probar la mangobiche, las arepas, el jugo de caña o el tajiate es una obligación para los visitantes. El sabor de la cumbia se siente al caminar, encontrar jóvenes con trajes brillosos y sombreros bacanos amenizando con su voz es tradición. La capital cafetera, el distrito descrito como una de las tantas sucursales del cielo que tiene Colombia.

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí