Con la tecnología de Google Traductor

19, noviembre 2023 - 21:19

┃ Guillermo Abogado González

Novak Djokovic tuvo un gran año / Foto: AFP

Con siete títulos y un año en el que demostró que la edad es solo un número, Novak Djokovic se confirmó como una leyenda, como uno de los mejores tenistas en la historia del deporte blanco. Con 36 años rozó la perfección, se quedó a nada de completar los cuatro Grand Slam en un mismo año, pero el español Carlos Alcaraz lo impidió en Wimbledon. El español fue uno de sus rivales que más lata le dio al serbio a lo largo de este 2023, en el que intercambiaron la cima del ranking mundial de la ATP.

Tal vez te interese: Novak Djokovic es “El Gran Maestro”: Se coronó campeón de las ATP Finals por séptima ocasión

“Nole” no se cansa. Para nada se fastidia de triunfar. Gana, gana y gana, ahora juega menos, pero gana igual. Su experiencia, su grandeza lo hacen ser más selectivo en los torneos en los que participa.
Djokovic comenzó el 2023 con dos títulos. Disputó el Adelaide International 1 y alcanzó el trofeo sin perder un solo set durante todo el certamen. En la final se deshizo del estadunidense Sebastian Korda. De esta manera el serbio comenzaba el año con un título y quien diría que lo terminaría con otro galardón en sus manos ante su reciente coronación en el Torneo de Maestros, para ser precisamente el Maestro de Maestros.

Tras coronarse en Adelaide, “Nole” se paró en el Abierto de Australia y lo dominó. Venció en la final al griego Stefanos Tsitsipas en tres sets corridos en los que requirió de dos tie break para acumular su décima conquista del primer grande del año y el vigésimo segundo Grand Slam de su trayectoria, lo que le permitió igualar al español Rafael Nadal con 22.

Entre los torneos de relevancia que se avecinaban Djokovic no jugó en Indian Wells y en Miami debido a que todavía tenía la prohibición de ingresar a suelo norteamericano por su negativa a vacunarse contra el Covid-19.

En abril comenzó su preparación en arcilla rumbo a Roland Garros y si bien jugó en Montecarlo y en Roma los campeonatos no lo acompañaron hasta el prestigioso evento parisino de mayo. En el segundo Grand Slam de la campaña, el oriundo de Belgrado se coronó ante la ausencia de Nadal, el “rey de la tierra batida”. El serbio cedió dos sets a lo largo del torneo. En la final se impuso al noruego Casper Ruud no sin antes deshacerse de Alcaraz en semifinales. Con la conquista en territorio galo, Novak se convirtió en el tenista masculino con más “grandes” obtenidos.

Del French Open saltó hasta Wimbledon. Djokovic buscó otra gran hazaña, pero en el pasto sagrado se topo con Alcaraz, entonces número uno del mundo. El ibérico venció en la final al serbio en un compromiso de poder a poder que se definió en cinco sets. Esta derrota evitó que el experimentado raqueta tuviera la oportunidad de ganar los cuatro Grand Slams del año.

Una vez que se levantaron las restricciones en Estados Unidos, “Nole” se presentó en Cincinnati y ganó para tomar impulsó rumbo al US Open, torneo que se perdió en 2022 precisamente por su falta de inoculación ante el coronavirus. En el Western & Southern Open tuvo su revancha y derrotó a Carlos Alcaraz.

En el Abierto de Estados Unidos Novak Djokovic se encumbró. Acumuló su vigésimo cuarto Grand Slam de su carrera. 10 Australian Open, 3 Roland Garros, 7 Wimbledon y 4 US Open. En suelo norteamericano superó en la final al ruso Daniil Medvedev. Con este trofeo se convirtió en el tenista más veterano en coronarse en suelo neoyorquino. De paso igualó a Margaret Court como los dos jugadores con más “grandes” obtenidos.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

El serbio cerró el año con el Masters de París, donde derrotó al búlgaro Grigor Dimitrov. También el Trofeo de Maestros en Turín, donde venció al italiano Jannik Sinner contra quien tuvo su venganza luego que en la fase de grupos el transalpino había superado a Novak. Siete títulos en este 2023 que engrandecieron todavía más esta historia de Djokovic, quien además alcanzara las 400 semanas como el número uno del mundo.