Con la tecnología de Google Traductor

14, noviembre 2023 - 17:39

┃ Elihu Llano

El Nene Beltrán aún dijo tener la 'espina clavada' de la Final / Foto: Mexsport

Fernando Beltrán habló acerca de la final que perdió con Chivas ante Tigres en el Estadio Akron, y la declaración más relevante fue que ya presentía lo que se venía, pero se eludió de la resonsabilidad de calmar al grupo de jugadores para evitar la debacle.

TAL VEZ TE INTERESE: Víctor Guzmán defiende a Alexis Vega de las críticas: “a muerte contigo, mi p*rro”

En el canal de YouTube All Gaming de Miguel Ponce, el ‘Nene’ Beltrán dijo que cuando el grupo de futbolistas entró al vestidor, en vez de animarse mutuamente por ir con ventaja de dos a cero, se reclamaron los errores y el ambiente se volvió más pesado de lo normal. Fue ahí cuando Fernando intuyó lo que se venía.

“En el once titular no hubo alguien que nos dijera: ‘calma, tranquilos, estamos ganando dos a cero. Estamos a 45 minutos y levantamos esa madre’. Pero no, entramos al medio tiempo y todos, me incluyo, nos empezamos a decir de cosas: Mozo: ‘no le estás dando vuelta’, luego el Pollo ‘no estamos presionando bien’, Pocho ‘tenemos que darle así’. Todos empezamos a gritarnos”, dijo.

A su vez, Fernando Beltrán cree que faltó un jugador de experiencia que pusiera orden al medio tiempo, pues en lugar de seguir con los insultos, debían transmitir calma e impregnarles la idea de que iban a ganar. Lo cierto es que de toda la plantilla que disputó la Final ante Tigres, los únicos que ya habían sido campeones con Chivas u otro equipo eran Jesús Sánchez, Antonio Briseño, Hiram Mier, Isaac Brizuela y Víctor Guzmán, pero éste último y el Pollo estaban en el cuadro titular.

“Terminó el primer tiempo y entramos al vestidor y yo creo que ahí nos faltó un güey de experiencia, totalmente. No digo que no haya, pero estaba Pocho (Guzmán), pero como que Pocho se contagió, Cone (Brizuela) se contagió un poco“, sentenció.

Lo peor vino después. Chivas salió a los segundos 45 minutos pero completamente desconfiados de sí mismos y creyeron que estaban jugando mal. Víctor Guzmán, el capitán, se contagió del ambiente y no demostró el liderazgo que tuvo en los dos campeonatos con Pachuca. El equipo se vino abajo y cuando Paunovic intentó cambiar al equipo con los cambios, ya era demasiado tarde.

“El medio tiempo recuerdo que como se sentía yo dije, ‘esta madre va a valer’. Los vi a todos, estábamos desencajados de que nos habíamos dicho de cosas, con cara de que no estábamos jugando bien. Salimos al segundo tiempo y desde el minuto uno se ve cómo salen con línea de seis hasta adelante. Nos van a atacar y nosotros como tibios, como que pudimos hacer algo más. En este sentido, nosotros no tuvimos uno que dijera tranquilos. Al final lo contagiamos al cuerpo técnico y ellos hacía nosotros en el campo”, concluyó.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas