Con la tecnología de Google Traductor

8, octubre 2023 - 19:27

┃ Rubén Beristáin

Puebla terminó de enterrar al Necaxa. FOTO: MEXSPORT

Están fundidos. Los Rayos del Necaxa no saben brillar en casa y su racha de más de ocho meses sin ganar como local no pudo romperse. Ahora fue Puebla el que aprovechó su visita a Aguascalientes para llevarse los tres puntos y de paso meterse en la pelea por el Play-in, mientras que los necaxistas prácticamente están eliminados del torneo. 1-2 final.

TE RECOMENDAMOS: ¿Vuelven los tres puntos? El TAS ya le respondió al Club Puebla su apelación sobre la sanción

Duelo de sotaneros. Los dos peores equipos del futbol mexicano se encontraron en Aguascalientes con la firme intención de salir del fondo de la clasificación. Esa fue la consigna. A pesar de su posición en la tabla y de su mal momento, ambos equipos regalaron un gran duelo, tal vez obligados por esa necesidad de sumar puntos a como diera lugar.

La visita dio mejores sensaciones en el campo. Por eso no tardaron en abrir el marcador a su favor en una gran jugada. Carlos Baltazar llegó por izquierda y mandó un centro al área. El Yuca Sansores quiso rematarlo, pero sólo lo prolongó aún más con dirección de gol.

Eso descontroló a la zaga rival. Guillermo Martínez aprovechó la nula reacción del defensor Jair Cortés. El camotero sí lo hizo y definió con un lance que terminó por meterse por entre las piernas del cancerbero. Los Rayos intentaron la reacción y estuvieron a punto de lograrla.

Brayan Garnica se animó desde lejos, prendió un balón de volea, pero el travesaño impidió su festejo cuando el guardameta ya estaba vencido. Para mala fortuna del local, Puebla llegó una vez más y aumentó su ventaja.

Diego de Buen recibió en el área, levantó la vista y la, clavó por el único lugar que estaba libre. Golazo del capitán enfranjado. En el complemento, los de casa realizaron cambios para dar más batalla en el campo.

Uno de los que ingresó fue Édgar Méndez. El atacante español respondió casi de inmediato con un disparo de varios metros que fue imparable para el guardián poblano.

¡Ya tenemos canal de WhatsApp! Síguenos, activa la campanita y recibe las noticias deportivas

Jesús Rodríguez no pudo hacer nada. Los Rayos quisieron el empate, lo buscaron por todos lados, pero no tuvieron la eficacia ofensiva para generar un verdadero peligro. Brayan Garnica y Ricardo Monreal no estuvieron finos. Mucha intensidad, pero poco talento para hacer goles. Necaxa está hundido en el fondo en el año de su centenario y prácticamente está eliminado de toda posibilidad de fase final.