Con la tecnología de Google Traductor

12, agosto 2023 - 16:19

┃ Yael Rueda

El RB Leipzig se convirtió en el campeon de la Supercopa de Alemania / Foto: AFP

El RB Leipzig ganó la Supercopa alemana tras derrotar por 0-3 al Bayern Múnich con tres goles del español Dani Olmo. Como dato curioso, Harry Kane debutó y se quedó con las ganas de festejar un título oficial por primera vez en su carrera.

Tal vez te interese: ¡Quién te conoce, Lewandowski! Harry Kane es nuevo jugador del Bayern Múnich

Pareciera que el dominador fue uno solo, pero el partido fue muy parejo. Los Bávaros tenían de manera constante la pelota y tuvieron llegadas de peligro que no se pudieron concretar.

En tres ocasiones el Leipzig llegó a la zona prometida y de manera fulminante mandó la pelota al fondo de la red. Todo quedó liquidado en apenas 68 minutos. Todo se dio cerca de la hora en la que Harry Kane hizo su presentación estelar, pero esto quedó para la anécdota.

Desde el inicio, Dani Olmo se encontró con la oportunidad de mandar la pelota a la red y no la desaprovechó. Apenas tres minutos tenía el cronómetro y el Bayern ya estaba contra las cuerdas.

Los diez primeros minutos fueron del Leipzig, que le causó mucha dificultades al Bayern para salir jugando. Después el Bayern pareció acomodarse un poco y empezó a hacer circular la pelota y generó algunas buenas llegadas.

Aunque el Bayern parecía cerca del empate hacia el final del primer tiempo, en el 42 el Leipzig marcó el segundo gracias a una genialidad dentro del área de Dani Olmo.

Timo Werner metió un balón al área, Dani Olmo recibió y con un giro fantástico se deshizo de Benjamin Pavard y Mathjis De Light y definió ante Sven Ullreich.

Para la segunda parte el entrenador del Bayern, Thomas Tuchel movió el banquillo. Hizo un cambio táctico al dar paso a Kingsley Coman por Konrad Laimer, renunciando a un centrocampista defensivo para ganar un hombre de ataque. En el lateral derecho Mazraoui entró por Pavard y en el centro de la defensa Kim entró por De Light.

El Bayern pareció asumir el dominio. Volvió a generar ocasiones. En el 50 a Tel sólo le faltaron unos centímetros para conectar un centro de Gnabry. En el 60 hubo una doble ocasión de Tel y de Jamal Musiala.

Cuando en el 64 Harry Kane entró al campo el público se enloqueció pero el delantero inglés apenas recibió balones. En el 69 un penalti, que se produjo cuando Mazaroui tocó el balón con la mano tras un saque de esquina, sentenció las hostilidades.

Con información de EFE

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí