Con la tecnología de Google Traductor

Mira

26, junio 2023 - 17:56

┃ José Ángel Rueda / ENVIADO

La Villa Centroamericana, un paraiso para los atletas _ Foto_ Luis Garduño

Ubicada al norte de la capital, la Universidad de El Salvador se ha convertido en el corazón de los Juegos Centroamericanos. Ahí, por su arterias, los atletas pasan los días a la espera de que llegue el momento de partir hacia sus competencias.

Te podría interesar: Miguel de Lara, ganó el Oro en 100 mts en pecho y México no para de ganar medallas

El centro educativo más antiguo del país puso una pausa a las clases de sus estudiantes, al menos de manera presencial, todo se desarrolla en línea. El caos de una mañana universitaria, donde jóvenes van de un lado a otro, persiste. Acá, sin embargo, los atletas caminan en calma por los pasillos, en un tiempo que solo ellos conocen.

La transformación de la universidad fue total. Alrededor de las plazas centrales hay 22 edificios, donde los atletas duermen. El comité organizador de San Salvador 2023 dispuso 978 habitaciones y más de 4 mil camas para cumplir las necesidades de los deportistas. Ahí viven, comen, se divierten y duermen, mientras alternan las salidas a los puntos de entrenamiento y las competencias, ya sean propias o la de algunos de sus compañeros. En estos eventos, además del público, las principales porras llegan de los mismos deportistas.

San Salvador no ha escatimado en detalles ni en comodidades para ellos. Durante su estancia en los juegos, se servirán en el comedor casi 300 mil servicios de buffet y 74 mil snacks. Ahí, en largas mesas, los atletas se alimentan y conviven.

Además de todas las comodidades, los atletas podrán adquirir recuerdos de los Juegos Centroamericanos de El Salvador

Afuera, en la zona internacional, la Villa cuenta con una pequeña vendimia con alrededor de 30 establecimientos, donde, al más puro estilo de una alameda, se venden artesanías y comidas típicas de los países que participan. No faltan las pupusas salvadoreñas y los tacos mexicanos, que los atletas piden, pero sin chile, porque no cualquiera se anima.

En otros puestos se vende café, una de las especialidades de una región conocida por su clima y sus selvas, es decir, un ecosistema propicio para el cultivo de cacao.

Foto: Luis Garduño

En los puestos de artesanías se vende arte hecho a mano, los clásicos imanes, pinturas de los bellos paisajes que abundan en la capital salvadoreña, rodeada de selvas y volcanes. También hay joyería, y piedras preciosas, para que los deportistas se lleven su recuerdo de estos días de juegos y competencias.

A un lado de todo esto, se alzan las banderas de los 35 países que participan en los juegos, a ratos inmóviles por la falta de aire en estos tiempos de calor, y a veces enloquecidas, cuando la lluvia se acerca y refresca lo justo el ambiente.

Foto: Luis Garduño

Los Juegos Centroamericanos 2023 pensaron en todo para que los atletas tuvieron una experiencia inolvidable

Entre otras actividades dispuestas por el comité organizador, se organizaron actividades culturales, y paseos por el centro histórico de la ciudad, por los teatros y las bibliotecas.

Foto: Luis Garduño

Es increíble, yo creo que de los tres Juegos Centroamericanos a los que he asistido este es el mejor, las camas, la comida está increíble y esto que es algo fuera de lo común, podemos venir a caminar, comprar cositas, recuerditos, está bastante agradable, estamos muy satisfechos con todo”, dijo el nadador José Ángel Martínez, quien acumula un oro y bronce en estos juegos.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí