Con la tecnología de Google Traductor

9, febrero 2023 - 21:19

┃ Jesse Villalpando

Leon sumó tres unidades en patio ajeno. Foto: Mexsport

En la intimidad y frialdad del Corregidora, La Fiera y Nicolás Larcamón se quitaron un poco de presión al reencontrarse con el triunfo ante los Gallos Blancos del Querétaro. 0-3 final con el que los esmeraldas mantienen su hegemonía sobre la escuadra emplumada, ganándole ahora nueve de los últimos 11 enfrentamientos.

TE GUSTARÍA: Pachuca quería a Almada, pero ahora deberán apoyar a Cocca en el banquillo

Era duelo de necesitados, con un León que registraba tres jornadas sin poder sumar de a tres, mientras que los de la Ciudad del Acueducto arribaban sin una sola conquista en lo que va del Clausura 2023 de la Liga MX. Fue un partido de cierto nerviosismo en los minutos iniciales, pero donde los verdes se impusieron en base a la jerarquía de su plantel y un futbol directo, la típica propuesta de Larcamón, combinado con el ADN de los felinos.

Los Gallos tuvieron la suya para adelantarse en los cartones, solo que su falta de contundencia, contrastó con el “punch” ofensivo que enseñó su rival. En un tiro de esquina cargado por el costado de la derecha, Guzmán le ganó el salto a su marcador, pero su remate se fue apenas por un lado de la puerta defendida por Rodolfo Cota.

Después de eso, la oncena verdiblanca se asentó en el campo, incluso no le incomodó el prestarle la esférica por ciertos lapsos a los albiazules, entendiendo a la perfección el trámite y las falencias de los comandados por “El Tanque” Mauro Gerk, quienes simple y sencillamente lucen desahuciados y a años luz del rendimiento óptimo en una competencia que exige en lo físico y no se diga en lo estratégico.

Al minuto 15, León asestó su primer zarpazo, un centro preciso, pero mucho mejor el resorte del chileno Víctor Dávila, que puso su martillazo en la horquilla, lejos del alcance de Gil Alcalá. Larcamón y compañía lo ganaban de manera justa, yéndose por primera vez arriba en el marcador en el torneo y sepultando una racha de dos partidos sin marcar.

Las acciones empezaron a tomar rumbo poquito después de la media hora en una jugada hasta cierto punto irrisoria. Mendoza acarreó la bola con la mano, penalti claro que ni tardo ni perezoso, el silbante Jesús López sancionó y el encargado de hacerlo efectivo fue Ángel Mena con su segunda diana del certamen.

Para la parte complementaria, el “domador” lo tomó con calma, prescindió de un Di Yorio amonestado y desesperado, en tanto que Gerk envió todo lo que tuvo a disposición en un discreto banquillo. La figura de los Gallos Blancos fue Alcalá, paró lo que pudo y en una que otra chance también fue secundado por su zaga.

Pero por nada del mundo, La Fiera iba a dejar escapar el botín completo, así que lo aseguró al 77´ de tiempo corrido cuando Yairo Moreno dentro del área le pegó con rencor al balón y así lo sentenció absolutamente todo. León ya ganó, gustó y goleó, ahora irá a buscar redimirse en casa el próximo martes contra Puebla. Lo de Querétaro ha sido pobre y no sería nada raro que este revés cimbre el timón.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí