Con la tecnología de Google Traductor

Mira

9, octubre 2022 - 18:47

┃ Miguel Ángel Mujica

Martín Barragán anotó el gol de la ventaja para el Puebla / Foto: Ramón Romero

La Franja le puso emoción a la repesca. Puebla hizo un mejor encuentro que Chivas, pero una desconcentración llevó todo a los penaltis. El líder camotero volvió a aparecer, Antony Silva fue clave para que el Rebaño vea la fase final desde casa, 1-1 final, 4-5 en penaltis.

Tal vez te interese: Liguilla Apertura 2022: Quedaron definidos los cuartos de final; El líder América va contra el Puebla

El Guadalajara tuvo pocas chances en el Cuauhtémoc, si bien pudo igualar con el gol del Charal Cisneros, fue víctima de sus errores para ver la definición del campeonato al frente del televisor.

Poco a poco la Angelópolis se ha acostumbrado a ver a su Franja en fases finales. El rival camotero fue el siempre popular Rebaño Sagrado, que fue acompañado de miles aficionados que se dieron cita en la cancha.

El Cuauhtémoc no tuvo tiempo de estudio. Chicote Calderón se metió al área y sacó un tiro-centro que pasó apenas por un costado.

Chivas no dejó de atacar. Vega se escapó por la derecha, Martínez y Cortizo reclamaron una supuesta falta. Alexis dejó para un Piojo Alvarado que entró al área y mandó centro certero. En el segundo palo, Sánchez se la perdió increíblemente, el rebote le quedó a Brizuela, pero corrió la misma suerte, ahora el palo le dijo que no al Guadalajara.

Larcamón salió molesto de su banca. Los reclamos fueron constantes a un medio campo camotero que el Nene Beltrán y la Morsa Flores se comían con toques rápidos. Mancuello tomó la voz de mando y lanzó a un Maxi Araújo con ventaja, frente al Wacho Jiménez, falló con un zurdazo que tapó la defensa.

Mancuello siguió con su visión. Su educada pierna zurda volvió a dejar a Araújo en el área, Sepúlveda alcanzó a desviar, el más vivo fue Cortizo, con la testa la mandó al fondo de la red. El espigado volante camotero ya corría para festejar, cuando el juez de línea levantó su bandera para anular la anotación.

Araújo se comió al Chapo Sánchez por la lateral. Maxi volvió a mandar un pase a la última zona, el Tiba barrió, tocó la pelota con la rodilla y después impactó la mano. Todo el Cuauhtémoc exigió la pena máxima, Santander se guardó el silbato y cuando el esférico salió, le explicó a Larcamón que todo venía de un rebote.

El animado primer lapso tuvo una más. En un contragolpe, el Piojo dejó solito a Vega, frente a Silva, Alexis impactó a la posición del guardameta. El descanso llegó al campo.

Puebla entendió todo de forma distinta. El complemento le abrió la oportunidad a los camoteros de abrir el marcador. Orozco Chiquete se perdió en la marca, un centro por derecha se clavó entre el Tiba y Olivas, el único que pudo llegar fue Barragán. El Poteyo, con porte de goleador, remató con la testa a la red. ¡Gol del Puebla!

El Cuauhtémoc explotó por completo. Segundos después, Araújo dejó solito a Cortizo. Jordi impactó de zurda a un costado.

Chivas no se recuperó del mazazo. Cadena movió su parado, Calderón, Sánchez y Brizuela se fueron al banquillo, Mozo, Chelo Zaldívar y Charal Cisneros mostraron la idea del entrenador, con un ataque de hasta cuatro hombres clavados. La Franja resistió los embates y en la contra tuvo el segundo. Barragán filtró para Fernández. Frente al Wacho, el Parcerito la tiró por arriba.

A Guadalajara se le acababa el tiempo, Santi Ormeño fue recibido con abucheos. Con todos sus hombres de ataque en el campo, Chivas presionó con todo. Silva se hizo inmenso en la portería, Beltrán probó, Vega también e incluso Mozo, todo quedó en las manos del arquero paraguayo.

La Franja ya festejaba cuando el Charal Cisneros entró al área en el agregado. El estadio se paralizó cuando la zurda de Carlos sacó un balazo que Silva no pudo atajar. ¡Gol de Chivas!

Los penaltis definirían al vencedor. Vega comenzó con la tanda con un riflazo que superó a Silva. De Buen, con drama, igualó la contienda. Mozo cumplió al igual que Mancuello. Ormeño fue el siguiente, se llevó una palmada de Silva y se le notó nervioso. Santi pudo con la presión y anotó. Martínez no erró. Angulo le puso mucha potencia, con un resbalón, la mandó al larguero. Reyes, con personalidad, hizo una Panenka al fondo. Zaldívar, con nerviosismo, igualó todo. La última pelota fue de Escoto. Amaury disparó para forjar el fracaso rojiblanco.

No hubo más, el Clásico se quedó en promesa, Puebla chocará con América en búsqueda de otra hazaña.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊
Para ver como deshabilitar las notificaciones, da clic aquí