7, julio 2022 - 11:07

┃ Paco G. Vilchis

Nuevo proyecto - 2022-07-07T103224.259

PACO G. VILCHIS FOTO: AFP Sin lugar a dudas uno de los tenistas más peculiares del momento y ya desde hace unos años es el austrialiano Nick Kyrgios, un espectáculo fuera y dentro de la cancha que siempre tiene para sorprender a los aficionados, ya sea por sus jugadas ‘mágicas’, sus reproches en los partidos, algunas acciones hasta antideportivas con los rivales o declaraciones en conferencias de medios que sólo él se atreve a decir. Es alguien diferente. NO TE LO PIERDAS: Nick Kyrgios, acusado de violencia física por su ex pareja Catalogado como un ‘chico malo’ del deporte blanco, ha tenido una vida de altibajos y su vida fuera de las canchas ha llegado a límites impensables para tenistas de alto rendimiento como él. No era raro, verlo de fiesta en fiesta durante los distintos torneos, desvelándose hasta altas horas de la madrugada, como cuando durante la edición de Wimbledon 2019, su agente, Daniel Horsfall, tuvo que ir a rescatarlo del Dog & Fox, un famoso bar cercano al All England Club. Eran las cuatro de la mañana y Nick seguía la fiesta, sin importar que al día siguiente tenía que jugar la segunda ronda ante Rafael Nadal, quien finalmente terminó por derrotarlo. Acto seguido, Nick Kyrgios se fue de farra tras su eliminación En entrevista para la agencia EFE, el tenista australiano indicó que su vida ha cambiado y ahora tiene muy claros sus objetivos. “Hubo un momento en el que estaba harto ya del deporte. En 2019, cuando estaba en Australia, pensé en hacerme daño, tuve pensamientos suicidas. Estar hoy aquí, ser semifinalista de Wimbledon, es un logro increíble para todo el mundo, pero especialmente para mí”. Con tan sólo 27 años de edad, Nick pensó en dejar el tenis profesional en el último año y medio, pues en palabras de él, había perdido el amor por el juego, ya lo tenía todo y era millonario. Su presencia en el circuito era y sigue siendo censurada por algunos de sus propios compañeros de profesión, pero su forma de jugar es impactante y ha motivado a varios chicos a seguir adelante y aprenderle algo Sin embargo, su actitud arrogante es una constante y se desconecta de su juego. Desde tirar una silla contra la arcilla de Roma, que le valió una descalificación, a escupir en el presente Wimbledon al público, pasando dejarse ganar en Shanghái y comentar a Stan Wawrinka que su novia había mantenido relaciones sexuales con otro tenista del circuito. También en el mismo Wimbledon 2022, en su partido contra el griego Stefanos Tsisipas, el calor aumentó a tal grado que el australiano intentó en varias ocasiones impactar con la bola al oponente, quien en rueda de prensa indicó que Nick es un abusón y matón. 

EL RENOVADO NICK KYRGIOS

Nick Kyrgios, quien hoy pasó a la Final de Wimbledon ante el retiro de Rafael Nadal por lesión, ha encontrado un cambio en su vida; sin embargo, hace un par de días recibió una demanda por supuesta violencia física a su ex pareja, a finales del año pasado.  “Ahora han cambiado cosas en mi vida; he descubierto que hay mucha gente que quiere que siga jugando. Siento que aún tengo mucha gasolina en el depósito. Siento que estoy en el mejor momento de mi carrera y mentalmente estoy genial. TE PUEDE INTERESAR: Nick Kyrgios y Gael Monfils jugarán un duelo de exhibición en la Ciudad de México “Siempre he sentido que fui el primero capaz de explotar joven, ganando a Rafa en Wimbledon. Creo que fui el primero en demostrarle al resto, a Zverev y a Thiem, que se podía hacer. Fui el primero en romper el molde. Hoy ves a chicos como Alcaraz y Sinner, que no le tienen miedo a nada. Muchos jugadores creen que Nadal, Djokovic y Federer son dioses y que no se les puede ganar. Creo que le demostré al mundo que podían ser humanos también", aseguró con firmeza el australiano. Como él mismo dice y sin temor a nadie, pero con mucho respeto hacía Roger Federer, su relación con Rafael Nadal y Novak Djokovic sigue siendo un tanto áspera Con Rafa tuvo un episodio escabroso en Wimbledon 2019, cuando le tiró un pelotazo en la red y le recriminó en rueda de prensa: "¿Cuánto dinero tiene? ¿Cuántos Grand Slam tiene? Puede soportar un pelotazo", declaró el Nick. Con Djokovic, contra quien podría la final del presente Wimbledon, aún hay rencillas y aprovecha siempre que puede para recordar que el serbio nunca le ha ganado. Durante este Wimbledon 2022, está claro que su mente está en el juego, uno que de todas maneras hubiera preferido cambiar por el basquetbol, un deporte en el que no pudo destacar de la manera soñada, pero por el cual presume su amor hasta en los entrenamientos, al portar jerseys de equipos de la NBA muy a menudo, en especial de su equipo favorito, los Celtics de Boston, además de calzar tenis del deporte ráfaga.

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  ?Escucha nuestro podcast?