30, julio 2021 - 14:27

┃ Rubén Beristáin

Pablo Aguilar

Rubén Beristáin Foto: Cortesía | Cruz Azul En La Máquina no existen los pretextos. Ni las diez ausencias que tendrán para la segunda jornada del torneo ha logrado cambiar la mentalidad ganadora que les ha inculcado el técnico Juan Reynoso. Su obligación en la Comarca Lagunera será llevarse los tres puntos, sin importar que jugadores como Jesús Corona, Luis Romo, Orbelín Pineda, Roberto Alvarado, Pol Fernández y Jonathan Rodríguez no puedan estar en el estadio TSM.

TE PUEDE INTERESAR: Evitar la campeonitis en el 'Grita México 21', la primera misión de Cruz Azul

El defensor Pablo Aguilar lo tiene muy claro como uno de los hombres con mayor experiencia en la actual plantilla. Si un jugador llegó a Cruz Azul fue porque tuvo las credenciales necesarias para portar el escudo cementero y pueda ayudar en cuanto se le fuera requerido. Los nombres no importan, tampoco las jerarquías, cualquiera que esté en el equipo está preparado para jugar y dar lo mejor de sí en beneficio del equipo. "Excusas no hay. Nosotros estamos tranquilos. Nos hemos preparado para el partido, no podemos ocultar que nos faltan jugadores, pero uno respeta el trabajo de los compañeros que están, confiamos en el grupo, por algo estamos aquí. Hay plena confianza en los que estamos, hay que demostrar por qué estamos en esta institución. El jugador tiene que demostrar, nos tenemos que hacer respetar", expresó en videoconferencia. "Es una oportunidad para los que venían jugando, demostrarse y ganarse su lugar, demostrar que este equipo está para grandes cosas esté quien esté", añadió con seguridad. El central paraguayo jamás pensó en la posibilidad de postergar el partido ante Santos. Eso nunca estuvo en el plan ni reglamentariamente pudo haber sido posible. El ánimo está por los cielos a pesar de que el inicio del campeón no fue el esperado. "Si pensáramos en postergar partidos no estaríamos respetando a los jugadores que están. Estamos muy bien y con los ánimos bien puestos. Se ve un entusiasmo enorme. Cada uno tiene que aprovechar la oportunidad que se le da. Lastimosamente las lesiones de los compañeros son accidentes que estamos expuestos todos, pero hay jugadores que están supliendo bien. No veo al equipo decaído", cerró.

CONTRA SANTOS HABRÁ UN CAMBIO DE MENTALIDAD

El inicio del campeón del futbol mexicano en el Grita México 2021 no fue el esperado. La corona está abollada, Mazatlán se aprovechó de las ausencias de Cruz Azul, pero Pablo Aguilar no lo atribuyó como la verdadera causa de su derrota en el estadio Azteca. La Máquina se sintió confiada, no tuvo esas intenciones de ganar y de dar un golpe de autoridad, así lo vio el defensor guaraní en su ejercicio de reflexión y autocrítica. "No entramos con la misma hambre en el partido de debut. Tenemos que volver a ser un equipo humilde, ir paso a paso, esto recién comienza. Sabíamos que podía pasar lo que pasó, pero uno está tranquilo, mentalizado en lo que tenemos que hacer. Hay que tener sacrificio, eso que caracterizó a este equipo. En la primera fecha ya regalamos todo lo que teníamos que regalar y tenemos que demostrar otra vez el potencial que tiene este equipo", aseguró. "Hay que cambiar la mentalidad, estar más concentrados. Es cambiar un poco el chip. No me gustó el partido que hicimos, no corrimos cuando lo tuvimos que hacer, dejamos de hacer cosas y quisimos hacer cosas de más. Volver a ser un equipo humilde, que confíe en cada jugada, estar atentos, porque ahora ningún equipo nos va a regalar nada", agregó.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Después de haber ganado el título de Liga a finales de mayo pasado y el Campeón de Campeones hace algunos días, La Máquina pasó de lo más alto a volver a ser criticado. Eso poco y nada le importa al sudamericano. "Es el folclor del futbol. Unos hablan, otros no. Nosotros estamos mentalizados en lo que tenemos que hacer. Si nos faltó algo en la primera fecha, el hambre de ganar, de seguir consiguiendo cosas importantes. Hemos demostrado que nunca nos afectó nada de lo que se decía afuera. Nos pueden tirar de todo, pero uno ya está más que acostumbrado a eso", remató. ?Escucha nuestro podcast?