3, abril 2021 - 18:50

┃ José Luis Camarillo

Sin-título-1

Foto: CORTESÍA JAS

Érika ‘Dinamita’ Cruz no oculta su entusiasmo ante su próximo viaje a la ciudad de Nueva York, donde el próximo día 22 le disputará la corona mundial pluma de la WBA a la noqueadora canadiense Jelena Mrdjenovich. Érika es hija del ex pugilista Memo Cruz, quien derrotó al legendario Pipino Cuevas, en el apogeo boxístico del hidalguense.

Recibe toda la información deportiva en tu celular, envía ALTA y suscríbete a nuestro newsletter en WhatsApp

La zurdita Cruz Hernández (12-1, 3 KOs), desafiará a una campeona que ha reinado en tres divisiones desde que se coronó en peso superpluma del WBC en noviembre de 2005. Jelena (41-10-2, 19 KOs) también ha sido monarca ligera de la IBF, y pluma del WBC y de la WBA.

Tras conquistar plata en los Juegos Panamericanos de 2011, en Guadalajara, “Dinamita” forjó una sólida carrera profesional que la llevó a pelear contra la italiana Vissia Trovato, el 8 de marzo de 2019, en Milán. Érika triunfó por decisión unánime y se agenció la diadema Plata de peso pluma del WBC, que estaba vacante.

“Esa pelea ha sido la más importante, ir en contra de todo y a 10 rounds por primera vez. Ella (Trovato) es bastante fuerte, bastante aguerrida, pero la preparación física me sacó adelante”, asentó Cruz, quien admira a Jackie Nava.
Antes de la entrevista, Érika Cruz Hernández había corrido en la altura de los Dinamos, donde se alcanzan hasta los 3,200 metros de altitud.

Por la tardes, entrena en la Casa Popular la Alcaldía Magdalena Contreras, a la que agradeció “por el apoyo a los deportistas”. Mencionó que está próxima a graduarse Licenciada en Derecho y remarcó “las facilidades de parte de mi institución, la Guardia Nacional”. Extendió su gratitud “a mi familia y patrocinios”.

Jamel Herring, en el radar de Óscar Valdez

“La campeona Jelena es fortísima. Soy más baja de estatura, hay que darle una pelea inteligente, presionar y tratar de ir sacando round por round. Vamos igual de fuertes para contrarrestarle la experiencia”.

Sobre el hecho de que su padre venció a Pipino, acotó: “Imagínese, que trae uno esa sangre, que le puede uno ganar a cualquiera, siempre y cuando esté preparado al cien por ciento. ¡Traemos sangre de campeones!”.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

?Escucha nuestro podcast?