10, enero 2020 - 9:04

┃ AFP

000_1NL79T

Foto: AFP España se impuso este viernes en Sídney a Bélgica por 2-1, después de que Rafa Nadal perdiera su partido de individuales y luego ganara en dobles para ofrecer a su equipo el punto decisivo en cuartos de final de la ATP Cup. Rafael Nadal y Pablo Carreño ganaron en un partido de dobles muy disputado a Sander Gillé y Joran Vliegen por 6/7 (7/9), 7-5 y 10-7 en el súper tie-break, tras dos horas justas de partido.

RECIBE EN TU CORREO LAS MEJORES NOTICIAS DEPORTIVAS, SUSCRÍBETE AQUÍ

Con su victoria ante Kimmer Coppejans (6-1, 6-4), Roberto Bautista había dado el primer punto a España, que ganó la Copa Davis en noviembre en Madrid. Pero David Goffin dio después la sorpresa ganando a Nadal, actual número uno mundial, en dos mangas en el segundo partido individual, por 6-4, 7-6 (7/3). Para Goffin, de 29 años, era la segunda victoria en seis partidos contra el mallorquín. "Fue duro, porque para nosotros fue un gran cambio pasar a jugar en Perth a hacerlo en Sídney", dijo Nadal tras la victoria en dobles.

Cambio de Perth a Sídney

España había jugado en Perth, en la costa oeste de Australia, la fase de grupos, para pasar a hacerlo en Sídney, con más calor y humedad, en las eliminatorias. "No tuvimos mucho tiempo para adaptarnos a estas condiciones de humedad y hacerlo contra estos grandes jugadores", añadió en referencia a los belgas. "Pero estamos muy felices de estar en semifinales", concluyó. España se medirá el sábado por una plaza en la final a Australia. En la otra semifinal, Rusia se medirá a Serbia, que liderada por Novak Djokovic, se impuso este viernes a Canadá por 3-0 en cuartos de final. Pero si Djokovic ganó su partido individual, no lo hizo Nadal en el duelo contra el belga Goffin. El español, favorito en el partido, habría dado a su país el pase a la final con una victoria, después del triunfo  de Roberto Bautista contra Kimmer Coppejans, en una hora y media. Capitanes vence a Aguacateros e iguala la serie Pero el ganador de 19 Grand Slam cayó por 6-4, 7-6 (7/3) ante el belga, undécimo del mundo, en 2 horas y 23 minutos. "Tuve que mantenerme tranquilo, lo que no era fácil", dijo Goffin. "Sabía que contra Rafa tenía que golpear pronto a la bola y tomar riesgos. Traté de imprimir ritmo al partido y que él buscara soluciones", añadió. Nadal no había perdido ningún set este año, antes de medirse a Goffin.