Con la tecnología de Google Traductor

Hablillas. José Ángel Parra
titulo-foto

José Ángel Parra

13, mayo 2024 - 6:00

Teledirigido

En un mismo día como que las conexiones coincidieron para que el arbitraje le sonriera a Chivas y Águilas. Los codazos, las planchas y las expulsiones no aplican igual en el reglamento del club azulcrema. No, al menos, en contra de sus futbolistas. Porque no habría sido lo mismo ver a los de amarillo prosperar en el estadio Azteca con un jugador menos frente a los Tuzos, a los que apenas lograron echar con el reglamento en la mano, gracias a su mejor posición en la tabla.

Y en la contienda del Rebaño, las planchas sí se pitaron en perjuicio del Toluca, por lo que la falta que cometió Brian García fue observada por el monitor de los caprichos, así como los vectores que el referido VAR hizo valer para salvar al Guadalajara cuando los Diablos habían anotado vía Alexis Vega, en plena agonía. De tal suerte que, con un hombre más, de todos modos los tapatíos terminaron por pedir la hora, al tiempo que sus estrellas Javier Hernández y Cade Cowell fallaron de lo lindo frente a Tiago Volpi. El rescate de Luis Enrique Santander (en operación del Video Arbitraje) se lo debemos otorgar en paralelo con el Tala José Rangel, cuyos lances acrobáticos evitaron una auténtica repasada roja a las decepcionantes Chivas.

Después de que en ambos casos los de negro se inclinaron del lado del equipo más popular, debemos imaginar la andanada de críticas respecto a una aparente Liguilla teledirigida, de esas que orquestan partidos para las masas, porque eso de mantener a tres grandes en semifinales no es cosa fácil y, obvio, no sería lo mismo si tuviéramos a Pachuca y Toluca en la siguiente ronda, porque éstos no cuentan con el arrastre promovido por la tele.

Así tranquilamente podemos seguir fomentando el sospechosismo en el futbol mexicano, aunque no es exclusivo de nosotros. Ya ven cómo en esta semana le ha tocado también al Real Madrid con aquello de “¡Así, así, así gana el Madrid!”, luego de “acuchillar” al Bayern Múnich en las semifinales de la Champions League, también en busca de la estrella 15 para el merengue, aunque en este caso corresponde a los títulos que obtendría como campeón de Europa y no de la Liga MX, a la que se conforman los cremas tras su eliminación en Concacaf, esa que aún duele y que por eso urge curar con el bicampeonato. No hay más.