Con la tecnología de Google Traductor

Las reglas y los reglazos
titulo-foto

Eduardo Brizio

5, enero 2024 - 2:06

Directamente al Torito

Siempre, el equipo propiedad de Televisa “ha deseado a los jugadores de su prójimo”. En ese sentido, los Pumas son su “platillo” favorito y son muchísimos los canteranos universitarios los que han sido tentados por el diablo y sucumbido ante los “encantos” azul crema. Ahora, toco el turno del acérrimo rival.

Así, tremendo revuelo ha levantado el hecho de que las Águilas del América hayan fichado a Cristian el “Chicote” Calderón, proveniente directamente de las filas de las Chivas Rayadas del Guadalajara.

Por principio de cuentas me parece que el tal “Chicote” es un jugador de medio pelo, no es ninguna maravilla y supuestamente lo necesitaban para cubrir el hueco que produjo Miguel Layún al “colgar los botines” ¡Quiero creerles!

El lateral izquierdo, con sus 26 años a cuestas, llegará a su cuarto club en el máximo circuito; toda vez que, anteriormente también militó, aparte de los caprinos, con Atlas y Necaxa, sin pena ni gloria. Además, no recuerdo que alguna vez haya sido convocado a integrar la Selección Nacional.

Por los motivos mencionados anteriormente a muchos, entre los cuales me encuentro yo, les pareció un desacierto de la directiva azulcrema tan temeraria contratación. Será el destino quine dirá la última palabra.

Al parecer un argumento que inclinó la balanza para la flamante contratación fue que se trataba de un jugador libre, que ya había terminado su contrato con el Guadalajara por lo que aprovecharon la oferta y no tuvieron que desembolsar ni un centavo por su adquisición.

Llama la atención que el América no recurra a su cantera para cubrir las ausencias. Digo, ahí tienen a Salvador Reyes, quien bien podría jugar en la misma posición que el “Chicote”.

Vamos a darle el beneficio de la duda a don “Chicote” y ojalá pueda dar el estirón al consolidarse como un baluarte en su nuevo club.

Para acabarla de amolar, todo parece indicar que el chamaco es aficionado a la noche, salió medio alegre el muchacho y le gusta la fiesta más que comer al medio día.

Se habla de un buen contrato salarial; pero, que tiene claramente estipuladas algunas cláusulas de recisión, entre las cuales se encuentran que, si el futbolista incurre en actos de indisciplina, su baja del plantel sería automática, por lo que se dice que van a instalar a la entrada de las instalaciones un retén “antichupe” y los infractores serán remitidos de inmediato … directamente al Torito.