Con la tecnología de Google Traductor

Las reglas y los reglazos
titulo-foto

Eduardo Brizio

9, enero 2024 - 3:24

A “reverdecer laureles”

Rafael Nadal es el segundo tenista masculino con más títulos de Grand Slam, con 22, detrás únicamente de Novak Djokovic quien ostenta 24.

Posee el record de ser el jugador que más semanas consecutivas ha permanecido en el top 10 de la clasificación de la ATP (912).

El nativo de Manacor, Isla de Mallorca es considerado el “Rey del Roland Garros”; toda vez que se ha coronado en el prestigiado torneo 14 veces, siendo en el 2022 la última ocasión en que lo ganó: así como el último “major” que logró.

Luego de estar fuera de las canchas, por casi un año y de someterse a una cirugía de cadera, mientras se preparaba para el primer torneo de Grand Slam del 2024 (el Abierto de Australia) disputando el Torneo Internacional de Brisbane, cuando abandonó el partido de cuartos de final, cayendo ante Jordan Thompson.

El español de 37 años de edad, otrora número uno del mundo, ahora rankeado en el lugar 541 dijo tener un micro desgarro en un músculo (el psoas iliaco de la pierna izquierda) de la misma región de la cual fue operado razón por la cual prefirió regresar a España para que le realicen una evaluación médica.

Es uno de los grandes, baste mencionar que solamente 4 tenistas (Jimmy Connors (109), Roger Federer (103), Novak Djocovic (97) e Ivan Lendl (94) han ganado más títulos ATP que él (92) en la historia del deporte blanco. Así, podríamos seguir escribiendo sobre su larga y fructífera carrera.

¿Qué necesidad de andar arrastrando el prestigio? Ya lo cantó el “filósofo de Úbeda” Joaquín Sabina (por cierto, paisano de Nadal) … “son los dedos miserables que le dan cuerda a mi reloj”. Digo, perder ante Jordan Thompson raqueta 70 del mundo (aunque sea porque abandonó por lesión) quien nunca ha ganado un título, no es la estampa con la que se le debería de recordar.

Hay que saber cuándo es el momento de decir adiós: “Es mejor irte cuando todos te piden que te quedes; que quedarte, cuando muchos te piden que te vayas” (Lalo Brizio).

En sus propias palabras se pudo escuchar el año pasado: “no me merezco acabar así”, por lo que se sometió al procedimiento quirúrgico con la finalidad de ser competitivo en el 2024, ya pensando en el retiro, incluso con la ilusión de jugar los Juegos Olímpicos de París.

Echando a volar la sinceridad se ve muy difícil que Rafa vuelva … a “reverdecer laureles”.