Con la tecnología de Google Traductor

Olimpiónicos. Héctor Reyes

Itzel Ubiarco

29, noviembre 2014 - 10:36

29 noviembre 2014. Héctor Reyes

A TRES jornadas de que concluyan los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 en su versión XXI, México va por debajo de las expectativas trazadas por las federaciones deportivas nacionales y la tendencia observada no se cumplirá con las aspiraciones metodológicas con una delegación de 713 atletas, la más numerosa, pero en proporción menos eficiente en cuanto a resultados y tampoco hicieron valer la calidad de anfitriones. Cuba con 500 atletas en la segunda semana puso en jaque al equipo mexicano y Colombia y Venezuela dejaron de ser comparsas para convertirse en rivales. Esto despertó mayor interés desde punto de vista de la competencia y el espectáculo. El duelo entre México y Cuba, en una carrera alterna por la supremacía despertó el interés de los medios deportivos y un llamado de atención para reconfigurar el trabajo técnico de nuestros deportistas. Sin puntualizar disciplinas y figuras deportivas nacionales, se escaparon muchos títulos bajo circunstancias inadmisibles con las cartas credenciales de la jerarquía ensombrecidas por resultados secundarios. La tabla de los pronósticos parecía real, sin demasiada exigencia en un contexto que tiene dos vertientes a desglosar, entre deportes olímpicos y deportes añadidos para su promoción y desarrollo. El 29 de octubre, el subdirector de calidad para el deporte Othón Díaz Valenzuela y el jefe de misión Mario García, además presidente de la Federación Mexicana de Balonmano, informaron que las federaciones, aportarían 133 medallas de oro, 107 de plata y 124 de bronce con lo cual estarían en condiciones de superar por primera vez a Cuba desde que asumió el liderato en la región central de América, desde los Juegos de Panamá 1970. En aquella ocasión, Mario García señaló: “Lo que sí yo quiero destacar es que cada una de las federaciones realizó el mayor esfuerzo posible para fundamentar los pronósticos que se han presentado”. Pero los hechos demostraron que no ocurrió así, con un presupuesto este año para la preparación de los atletas, gastos durante los Juegos y premios de 250 millones de pesos. Durante el primer corte de caja, en la primera semana todo iba de acuerdo con pronóstico, sin embargo, los hechos demostraron que se tiene que reinventar los procesos en la preparación deportiva y hacerlo de manera más eficiente, con la salvedad de algunos deportes que sí respondieron a las expectativas y en otros se notó la presencia de atletas prometedores. Brindamos el reconocimiento a las deportistas, gracias a ellas el deporte salvó el “honor”, porque han tenido el talante para competir sin complejos ni excusas. Un merecido tributo, insisto, a las damas que sacaron a flote los Juegos de Veracruz 2014 y seguramente serán punta de lanza de los próximos Juegos Panamericanos 2015 y Juegos Olímpicos 2016. E-mail: olimpionico6@hotmail.com Twitter: @olimpionico10