Con la tecnología de Google Traductor

Como director opino ESTO. Salvador Aguilera

María Vega

20, diciembre 2014 - 11:20

20 diciembre 2014. ESTO

MÉXICO es tierra de porteros.
Hemos tenido grandes guardametas a lo largo de los años y para no entrar en polémicas, sólo diré que Oswaldo Sánchez ha sido uno de los mejores. Su nombre ya tiene un lugar en la historia del balompié nacional.
Lo entrevisté cualquier cantidad de ocasiones, lo conocí bien, desde aquel viaje tan sensacional que fue el Mundial Sub-20 de 1993, en Australia. Ese equipo tenía excelentes futbolistas jóvenes que empezaban su andar en el futbol, como Duilio Davino, Manuel Sol, Jesús Olalde, Gaby García, Joel Sánchez, Rafael Astivia, el “Chiquis” García, entre otros. Todos mostraban ya grandes condiciones, pero recuerdo que desde entonces, Oswaldo ya era figura partido tras partido, sobre todo en aquel determinante duelo frente a Inglaterra, que al final se perdió en penaltis.
Después, me tocó encontrarme a Oswaldo en cualquier cantidad de ocasiones, pero tengo grabada una muy especial. Estábamos en Sudamérica, en Ecuador, en un partido que parecía perdido y Oswaldo se fue a rematar para marcar el gol. Al final del juego lo entrevisté y lo primero que me preguntó fue si el fotógrafo de ESTO había tomado su gol, el cual fue portada al otro día.
Anécdotas de viajes, hay muchísimas. Lamentablemente, cuando estábamos en la ciudad de Gottingen, en Alemania, llegó la mala noticia sobre la muerte de su padre. La Volpe había trabajado todos sus partidos con Oswaldo como titular y no lo iba a cambiar. Así que el portero tuvo que hacer un viaje relámpago a México para despedir a su padre y volvió para su debut mundialista.
Gran portero, pero sobre todo gran persona. Siempre tenía un saludo para los reporteros que seguíamos a la Selección, al Atlas, el América, las Chivas y el Santos. Un tipazo que como portero dejó escuela. Eso pocos lo hacen, pero ahí está Talavera, uno de sus alumnos más avanzados, lo mismo que Luis Ernesto Michel y el más reciente fue el joven portero santista Julio González.
Se retiró como Guerrero, porque eso fue siempre. Su actitud en el campo era la de un auténtico líder. Su carrera fue ejemplar, ha colgado los guantes, aunque por ahí tiene una posibilidad de ir a la MLS. Físicamente se mantuvo en excelentes condiciones durante 21 años, algo que no es nada fácil, incluso para un portero. No dejó de tener gran polémica con el silbante Marco Rodríguez, quien curiosamente también se retiró recientemente. A Oswaldo hay que decirle gracias por todo lo que nos regaló dentro del terreno de juego.

LECTORES
Correo: salvador@esto.com.mx
Twitter: @salvadoraguil67 y en Facebook
Nuestra página: estoenlinea.oem.com.mx