Con la tecnología de Google Traductor

Olimpiónicos. Héctor Reyes

Itzel Ubiarco

20, agosto 2014 - 10:09

20 agosto 2014. Héctor Reyes

El marchista de los 20 kilómetros de caminata Éder Sánchez tiene en su pareja, la corredora de los 400 metros con vallas Zudikey Rodríguez, el mejor ejemplo para regresar al primer plano deportivo mundial, luego de haber caído en un tobogán del cual no ha podido emerger como hubiese querido.
La oportunidad para regresar como el andarín número uno de México la tendrá el 31 de agosto, en la prueba selectiva de los 20 kilómetros a celebrarse en Veracruz dentro del circuito de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014. La pelea por las dos plazas disponibles se antoja como la más atractiva del Campeonato Nacional de Atletismo.
El deporte no perdona, pero siempre ofrece nuevas oportunidades.
Éder está consciente de la realidad que ha vivido los últimos años, desde que fuera considerado por la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo, una de las promesas de la caminata. Pronóstico que ratificó con un bronce en Campeonatos del Mundo en Berlín 2009 y otro del cual fue despojado en Osaka Japón, en el 2007.
Las experiencias olímpicas le han dejado una huella profunda, el lugar 15 en Beijing 2008 caló hondo y el sexto lugar en Londres 2012, con una marca de 1:19:52, no lo dejaron satisfecho, porque en memoria de su padre y entrenador fallecido en ese ciclo olímpico quedó en una promesa latente de subir al podio olímpico.
A los 28 años, Éder Sánchez, integrante de la familia de andarines que tiene como máximo exponente a Joel Sánchez, bronce en los 50 kilómetros de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, la vida le abre nuevas oportunidades de sobresalir en un mundo que no deja de sorprender ante el dopaje masivo de andarines rusos y una denuncia valiente del australiano Jaret Tallent, amigo del andarín mexicano.
Otro factor positivo ha sido la presencia de la atleta mexiquense que radicaba en ciudad Juárez, así como la confianza depositada en su mamá y entrenadora Graciela Terán, para regresar a los primeros planos. “Nadie entrena diariamente para perder; nosotros queremos ganar”, expresó Zudikey, luego de las medallas obtenidas en el Campeonato Iberoamericano celebrado en Sao Paulo y el recién concluido Festival Deportivo Panamericano.
La historia está en las manos de Éder Sánchez, hay marchistas que en su última oportunidad de ceñirse una presea olímpica y eso, sólo está en sus manos.
Comentarios: olimpionico6@hotmail.com
Twitter: @olimpionico10