Con la tecnología de Google Traductor

En la cancha. Fernando Schwartz

María Vega

3, enero 2015 - 10:30

03 enero 2015. Fernando Schwartz

POR SU CULPA… TODO FUE SU CULPA Y LOS DEMÁS
TODO fue por culpa de Miguel Layún. El veracruzano demostró un carácter a prueba de balas y hoy el América lo valora cuando ya no lo tiene. Layún, víctima del famoso hasthag: “Todo fue culpa de Layún” nos ha dado una lección de vida de cómo levantarse de las cenizas, resurgir, demostrar su calidad, aplicar su liderazgo y por más criticada que sea su venta a Granada y el préstamo a Watford, sabemos que quien no arriesga no gana y que está apostando a un panorama halagüeño víctima de sus propias actuaciones en las canchas inglesas.

DE ATALANTA A WATFORD, GRAN DIFERENCIA
Cuando Layún fue a Atalanta de Bergamo era demasiado inexperto. Su promotor es Guillermo Lara de grandes contactos y pocas apariciones públicas. De polémicas positivas y negativas, de grato para algunos y non grato para otros, quien fue el mismo que quemó a Pedro Pineda en Milán y mientras éste no se levantó para volver a Europa, Layún sí lo hizo y por méritos propios. Dentro de la polémica personalidad de Lara es de admirarle los contactos que tiene por doquier y el pocho español que habla que seduce y convence como en el pasado lo hiciera con Tigres y Chivas, con Necaxa, con la selección y muchas historias más que contar.

AMÉRICA LO VALORARÁ MÁS
La de hoy es la del veracruzano que América extrañará y demasiado. Capitán, líder, goleador, comodín y entregado al mil en cada uno de sus partidos. Ahí quedan plasmados los cuatro goles de la noche lagunera, como sus golazos fuera del área contra Pumas, pero sobre todo un número 19 que venció adversidades y convenció voluntades. Un hombre que jugando en su perfil no natural de carrilero por izquierda sacó a relucir la chueca a base de entrenamiento y el entrar en diagonal aún lo hizo más competente y fuerte.

LAYÚN TIENE FUTBOL Y FÍSICO
De aquel Layún que Conte entrenó en Bergamo al que llega hoy a Watford hay un mundo de diferencia. Jugar en la Premiership le dará aún más fortaleza y siendo un jugador con buen fondo físico creo que encajará como anillo a dedo y con ese contrato por cinco años le veremos escalar a clubes de más fortaleza y abolengo. Eso lo puedo firmar aquí. Lo curioso de todo es que con Layún ya serán cuatro americanistas de generación reciente y que han tenido buenas, malas y maduras en el futbol europeo, pero que ante todo la casta águila y el carácter les sacan por delante.

ÁGUILAS QUE VUELAN Y NO
Ahí está el caso de Memo Ochoa que se fue por la libre después del clembuterol y triunfó en Ajaccio. Hoy tiene un parón en Málaga, pero seguro lo superará y estará en grandes ligas. Diego Reyes superados sus problemas sentimentales tiene clase y es un jugador con extraordinaria proyección que también tiene con qué trascender. Raúl Jiménez es un goleador de especie. Aquí lo que pienso es contundente. Su entrada a Europa debió haber sido por otra puerta y no la del campeón de España con una afición sui generis. Otro entorno le hubiera favorecido más. ¿De quién fue la culpa aquí? Eso ya es lo de menos, Raúl deberá sacar su sangre de Hidalgo para superar este y otros escollos más fuertes en un futbol demandante como es el español.

MÁS CULPABLES
Ojalá que el futbol mexicano se llene de más culpables como Layún. Ojalá que haya más acicates porque calidad la hay y de sobra, pero muchas veces la zona de confort que es el balompié mexicano es quien tiene la culpa de que no se dé el paso en busca de un mejor horizonte y arriesgar como una vez más lo hace Miguel y si la jugada le sale TODO SERÁ CULPA DE LAYÚN.

PREGUNTA: ¿Hasta dónde llegará la culpabilidad de Layún?

HASTA EL PRÓXIMO SILBATAZO
COMENTARIOS fschwartz@oem.com.mx twitter @fersch_espn
PD: Que este 2015 traiga satisfacciones en todos los ámbitos de la vida nacional.